Mapa de recursos


Las Rutas Naturales

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Caminar. Subir a la montaña. Seguir caminando... Descubrir la belleza del valle... Más pasos sobre los senderos... Perderse ahora en el bosque de los mil y un misterios...

El paisaje de Entrimo ofrece multitud de posibilidades al pié de la Serra do Leboreiro, o por la de Queguas, o en el propio monte do Quinxo. Son quienes marcan la frontera del paisaje con más contrastes que usted pueda admirar...

 
Es posible aún descubrir aquí, en el Parque Natural do Xurés, la vieja flora de la Gallaecia, escuchar el canto de las aves o avistar la cabra montesa. Sentarse al pié de un naranjo en el valle y vaciar el pensamiento con la contemplación de la vieja aldea, que sigue en pié, casi como la dejamos hace ya un siglo. No hay más límite que el que marca el río Barcia en Meixueira. Al otro lado el Portugal hermano. Solo la paz nos acompaña en este remanso, en el que descansa el río Pacín, cuando baña el verde de Galéz... En contraste con el canto del agua del Río da Peneda, en Olelas... Y con el Limia, que corre por aquí ligero, besando una tierra de leyenda.
Entrimo es un paisaje en verde y agua...
Es el ritmo de la calma y el soplo suave del viento del norte, que nos trae el olor de la montaña.
Es el color de la Tierra que no pueden olvidar quienes encaminaron sus pasos fuera del País, en la¡s ciudades de Canadá o los Estados Unidos; o en el París del Sena; o en la Suiza de inviernos fríos.
Para ellos, y en la hora del adiós, tenemos la mejor postal que nos deja el sol que no quema, en el otoño gallego.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook