Mapa de recursos


El Monte Sagrado

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Castro del Tecla destaca por su importancia y grandeza

La primera página de nuestra historia nos lleva esta vez a dos de los más emblemáticos castros del País. En ellos están las raíces de la civilización galaica. Y desde ellos, alcanzamos también el paisaje que nos cautiva, bañado por el río Miño.

 
Cuenta la historia que este Castro del Tecla, comenzó a excavarse en 1913. Por entonces se dijo que era un poblado minero prerromano, cuya importancia se prolongó hasta el siglo II de nuestra era.
Esta acrópolis estaba bien dotada de elementos defensivos, ya que contaba con muralla, fosos e incluso torres. En el interior amurallado, de forma desordenada y con poco espacio entre ellas se situaban las viviendas. Llegó a tener 250 habitantes, que ocupaban casas circulares de entre 20 y 23 metros, las pequeñas; y de entre 280 y 390 metros las mayores. Algunos historiadores sitúan en esta citania a los primeros miembros del pueblo galaico conocido por los oestrimnios.
El Castro del Tecla destaca por su importancia y grandeza -que merecieron catalogarle como el mas importante de España- pero también por su emplazamiento en el que también se conoce como el Monte Sagrado? Porque lo fue para sus primeros habitantes y también para la cristiandad moderna, que erigió un templo en honor a Santa Tecla y un vía crucis espectacular. Desde el Monte Tecla la vista alcanza ampliamente las tierras del Baixo Miño, separadas de Portugal por el magnífico estuario y la desembocadura del río Miño, que conforman uno de los espacios naturales más espectaculares de la península Ibérica.
El Monte Tecla es, tras la catedral de Santiago de Compostela, el lugar de Galicia mas visitado por el turismo. Y no es de extrañar, porque a su encanto especial, monumental y paisajístico, hemos de añadir la posibilidad de conocer A Guarda, capital de la langosta como reza su viejo slogan, villa hermosa, marinera y hospitalaria.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook