Mapa de recursos


LOS ESPEJOS DEL RÍO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Recorremos ahora el río y el espacio termal que confluyen en las tierras de Arnoia.

Estas tierras inspiraron cuentos, leyendas y novelas con Príncipes Secretos que recorren cada esquina ayudados de la imaginación de sus creadores. No es de extrañar que autores como Méndez Ferrín se fijasen en Arnoia para recrear sus historias.

 
El encuentro del Avia con el Miño nos hace la primera entrega de extraordinaria elegancia.
Se disfruta de un entorno con alma termal. A unos 2 kilómetros de Ribadavia se encuentran las termas más antiguas. Se trata de los baños de Prexigueiro, aprovechados desde el mismo siglo XVI, época en la que pertenecían al Monasterio de Melón.
Su suerte cambió, según cuenta Nicolás Taboada Leal, cuando un monje castellano nombrado prior, las ordenó destruir, quizás por las incomodidades o tal vez por los gastos que le ocasionaban los huéspedes que acudían al priorato.
Hoy sólo quedan los restos de lo que fueron aquellas edificaciones de época y por supuesto las aguas. Unas aguas hipertermalesy de naturaleza sulfurosa bicarbonatadas que manan sin descanso en el propio lecho del río Cerves.
Con esta carta de presentación es indudable que nos encontramos en la ruta que llaman de los balnearios. Si avanzamos un poco llegamos a la Villa Termal de Arnoia, considerada uno de los centros balnearios más importantes de España.
En un entorno sosegado y a orillas del Miño no ha perdido ni un ápice de lustre. Sus instalaciones, una verdadera atalaya que se levanta sobre este agreste recodo de la Comarca de O Ribeiro. Arnoia fue uno de los pioneros en combinar el aspecto sanitario de los centros termales con su más innovadora vertiente lúdica.
Resulta obvio que Arnoia dinamiza su economía en base a este moderno complejo termal vacacional, pero también se respalda en una agricultura que se modernizó con esfuerzo después de haber sufrido el municipio una acusante emigración, principalmente a América.
El vino y los sabrosos pimientos dan la fama gastronómica a Arnoia pero lo cierto es que cualquiera de los productos aquí cosechados son un regalo para el paladar más selecto.
Si bien es cierto que la emigración castigó al municipio, también le aportó su parte de riqueza. Los moradores de Arnoia disfrutan de un reloj público en el lugar de San Roque. Torre y reloj fueron donaciones de los emigrantes uruguayos para evitar las disputas que había en la villa por los riegos de los campos.
Es justo añadir que por aquella época, en los años 30 del pasado siglo, el Centro de Arnoia en Buenos Aires costeó la red de distribución eléctrica que hoy se disfruta.
El resto de la historia de Arnoia y su patrimonio están ligados al Monasterio benedictino de Celanova. Es el caso del priorato de San Salvador de Arnoia. Del siglo XVII, se construyó sobre una más antigua de estilo románico, un estilo que sólo apreciamos en la pequeña ventana situada sobre la puerta de la fachada principal. Sin desplazar la vista alcanzamos también la imagen del patrón parroquial. Ya en su interior nos detenemos en el retablo, y no por su antigüedad, sino porque fue construido por José Benito de Choyo, un carpintero de fama local.
La antigua Abadía se ha recuperado como hotel, un hogar con encanto y perfecto para cumplimentar los servicios que nos ofrece el propio centro termal.
Pero en Arnoia, como ya les hemos mostrado, el principal valor lo encontramos en plena naturaleza, a las riberas de sus ríos: el Lugar de As Poldras con aguas serpenteantes y cristalinas, es uno de los grandes desconocidos.
Inquiaues otro de los paraísos terrenales que no debieran caer en el olvido y desconocimiento de los que mañana no serán tan jóvenes. Una bella isla que crece en el remanso del río Arnoia y una tierra que guarda historias de sus antiguas utilidades: con el paso del tiempo se ha convertido en un área recreativapero no hace muchos años era zona de riego, de coladas, de moliendas y de cuidado del lino.
Iniciamos nuestro recorrido con el choque de dos aguas y lo finalizamos del mismo modo pero en esta ocasión son las del Río Arnoia las que salen al encuentro del Padre Miño? un encuentro que viviremos de cerca en nuestro próximo viaje.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook