Mapa de recursos


Silleda, los Verdes Prados

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La ganadería es el motor económico del municipio de Silleda.

La Silleda rural presenta tal riqueza ganadera que podemos definir el municipio como el “confín de los verdes prados”, en el que habitan, no solo las vacas guapas, sino también una amplia variedad de animales.

 
Todos campan a sus anchas por la tierra verdescente, aunque tienen en modernas granjas toda suerte de comodidades. Sobre todo las vacas frisonas, las de leche, que son las que más abundan.
El desarrollo de la ganadería se ha visto favorecido en Galicia por el cooperativismo, pero aún tiene una asignatura pendiente, la creación del grupo lácteo gallego, la vieja aspiración de muchos ganaderos.
La ternera gallega es la estrella del ganado vacuno que se cría para carne y a la Semana Verde, a Silleda, y a su lonja agropecuaria, siempre vienen los mejores ejemplares de la famosa rubia.
Claro que en toda la comarca del Deza, en este corazón verde de Galicia, no todo el ganado es vacuno. Nudesa detenta el liderazgo del porcino y sorprenden sus instalaciones por su alto grado de limpieza e higiene, que le ha deparado varios galardones. Esta granja es la única en Galicia de este tipo, en ella sólo hay cerdas reproductoras y sus crías. Está a la vanguardia no sólo de España sino de Europa, por poner un ejemplo, en lo que se refiere a ventilación. Y estas mismas condiciones las ha incorporado esta empresa a otra de sus explotaciones que tiene para cebo, con unos 1600 cerdos. El ganado porcino tiene mucha importancia en Galicia y en esta zona se ubican las mas importantes cooperativas.
El sector avícola tampoco se queda atrás. En Silleda, solo en esta granja, 36 mil gallinas viven durante un año produciendo al frenético ritmo de un huevo al día, hasta que son sacrificadas. Una producción de tantos huevos diarios, si se quiere competir en costes de mercado, exige automatización y maquinaria moderna para su clasificación.
Los verdes prados de Silleda alimentan también ovejas y hay otras granjas que merecen nuestra atención, por lo curiosas: Esta de avestruces, de las que se aprovecha no solo la carne, sino también las plumas y hasta los huevos como elementos decorativos.
O esta otra, de perdices y faisanes, que vende más de seis mil ejemplares al año.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook