Mapa de recursos


Toques, lo más natural

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Una de las mejores reservas paisajísticas y naturales de la comarca.

Hemos de seguir dos rutas para descubrir todo el encanto natural de Toques, municipio coruñés que se extiende entre Sobrado y Melide. Los senderos de San Antolín y de Bocelo.

 
Toques es un extenso valle pintado de verde, absolutamente accesible para el senderismo, con múltiples rutas naturales a disposición de todos. El paisaje es de esos que descansa la vista y donde parece existir una eterna primavera.
Los caminos enseguida conducen a sorpresas. Una de las más espectaculares es la cascada o fervenza de Brañas. El río Salgueira desciende desde nada menos que cuarenta metros de altura. En las alturas nos podemos topar con peñascos de formas caprichosas. Es el Sendero de los Megalitos. Las llamadas ?Pena Martiñá? y ?Pena Moura? se asientan sobre un castro, el lugar ideal para otear el horizonte. Aún hay más. El dolmen de ?O Forno dos Mouros? testimonia la presencia desde tiempos prehistóricos la habitabilidad de estas tierras. No es de extrañar. A nosotros mismos nos sigue cautivando encontrar, por ejemplo, la capilla de San Isidro en lo alto del monte San Cide, trasladada aquí desde su antigua localización. Un cruceiro recuerda todavía su emplazamiento anterior.
Otra visita inexcusable es la iglesia de Santa Eufemia, para tener otro encuentro con la historia. Para conocer todas estas rutas, lo mejor es acercarse hasta el aula de la naturaleza, que organiza visitas guiadas, actividades y talleres, encaminados a la educación ambiental y un mejor conocimiento de nuestro medio.
Hemos llegado hasta Souto, la capital de este municipio de 78 kilómetros cuadrados y diez parroquias. La capital concentra la dotación de servicios del ayuntamiento. La cercanía de Melide condiciona el desarrollo de Toques. De hecho, un 30% de sus habitantes trabajan en la capital comarcal. Pero el sustento de Toques continúa siendo la ganadería. Un cincuenta por ciento de la población activa trabaja en el sector agropecuario. Claro que ahora las explotaciones son un ejemplo de modernidad y desarrollo, la muestra de la modernización del campo gallego.
Aún nos queda conocer la joya de Toques, el convento de San Antolín, del que sólo queda en pie la iglesia. Fue fundado en el siglo IX, y ocupado por monjes benedictinos. Tuvo su importancia en la Edad Media cuando García, rey de Galicia, concedió al Priorato las heredades que dan lugar al coto y la jurisdicción. San Antolín es uno de los mejores ejemplares del románico. Además de su arquitectura, impresiona el paisaje que lo circunda, una bella cascada en medio de vegetación que discurre por un lateral de la iglesia.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook