Mapa de recursos


Chandrexa de Queixa, Cerca del Cielo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para el Mundo seguimos rutas por las montañas de Queira, un paraíso verde en Orense.

Esta es la Galicia de siempre. Pocos cambios se produjeron en estas tierras de la alta montaña de Queixa, en Orense. Es un lugar de raíz tan auténtica como el paisaje que lo envuelve donde el tiempo se detiene como cuando los glaciares cortaban estos valles.

 
Dicen que aquí está Galicia como fue siempre.
Estamos en tierras de alta montaña, un prodigio de las alturas y uno de los techos de la Galicia de interior.
Es un lugar de raíz tan auténtica como las más bellas estampas. Estás, parecen detener el tiempo, diría más, incluso devolvernos a las épocas en las que los grandes glaciares cortaban aquí los valles.
A Pá, en esta Sierra de Queixa, es un buen ejemplo de los espectaculares crestones, el resto de los que fueron en su momento enormes pliegues tallados en roca viva.
Es por eso que son aguas frías y transparentes, las que corren por estas tierras.
Nos regalan los rincones más entrañables, en los que el agua es la protagonista. Quizás el más visitado sea el de la cascada, donde los baños de espuma ciegan nuestra presencia.
Sin embargo resulta paradójico que a estas alturas del año, los caudales de los riachuelos y las aguas que recoge el embalse de Queixa no sean más abundantes? Como en aquellos años en los que los terrenos y algunas de las casas de los habitantes de Chandrexa quedaron totalmente sumergidos en la presa.
A Chandrexa sólo le queda el honor de dar su nombre al municipio. Hoy Chandrexa es sólo recuerdos de tiempos mejores. Aunque a juicio de los propios vecinos a parte del impacto visual, el embalse no generó grandes contratiempos. .
En torno a este mar de interior, sosegado y apacible, y a veces un tanto nostálgico? se extienden a modo de maqueta, los diferentes pueblos del municipio. .
Son pueblos que se parapetan en valles o repisas del terreno a cubierto de las mayores alturas. .
As Forcadas y Zamorela son las poblaciones que conforman la zona más alta del municipio. .
Pero no hay núcleos menos pintorescos. En todos, las casas se apiñan en las pocas repisas que las austeras laderas del río Navea le conceden a esta tierra. .
Son pueblos colgados de las laderas al filo de las aguas quietas. .
Aquí mantienen la vida tal y como era, en casi todos los aspectos se conserva lo más auténtico. .
Por eso es que hay quien vuelve al campo. .
Y el que no puede, tiene la oportunidad de conocer la tranquilidad de cerca practicando el turismo rural que muy bien conocen en Chandrexa. .
Además pueden aprovechar, entre otras cosas para visitar su Museo de Identidad; una ojeada permanente a nuestros antepasados y a nuestras costumbres, a través de los recursos endógenos de estas tierras. .
No ha quedado la menor duda de que nos encontramos a vista de pájaro. .
Un trayecto dominado por la presencia de la luz y el característico cromatismo cambiante que marca perfectamente las estaciones del año.
Un valle no exento de rigores orográficos donde la tierra se vuelve algo más amable.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook