Mapa de recursos


EN BUSCA DE LA VIDA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Embarcaremos ahora en el puerto de Cambados para buscar los sabores de la Ría de Arosa.

Estamos en la gran factoría marinera de Galicia: El Mar de Arosa. Nos proponemos conocerla mejor desde el puerto de Tragote en Cambados, donde amarran más de 300 embarcaciones.

 
Una de ellas el Novo Camarón que se dedica, entre otras artes, al astro de la vieira. Navegamos invitados por Francisco, Fernando y Carlos, anfitriones curtidos en mil batallas contra la toxina que para ellos es peor que un temporal. Cuando este mal afecta a la vieira hay un paro biológico que suele durar meses, aunque los marineros son los primeros en colaborar con los trabajos de control que se llevan a cabo por expertos del Centro de Investigación de Vilaxoán.
La vieira junto con las ostras son los moluscos mas apreciados en Cambados y su captura sigue todo un ritual. Aunque el tamaño mínimo exigido es de 10 centímetros los barcos suelen marcarse once y medio para asegurar su calidad.
Al llegar a la boca de Arosa, donde pescamos, la navegación nos descubre otra riqueza de esta ría: las bateas de mejillón y, en menor medida, de ostras. Las bateas son parta fundamental de esta gran factoría.
Pero volviendo de nuevo a las vieiras estamos ahora en el faro de la isla de Rúa, una zona que permite trabajar aun en las peores condiciones. Lo saben los inspectores de vigilancia pesquera que se acercan al Camarón 2. Vigilan las cantidades y el tamaño de las vieiras que se capturan, trabajo que se repiten al llegar a puerto. La normativa exige un máximo de 25 kilos por tripulante. Cada barco se autorregula y devuelve al mar los excedentes.
En Cambados será todo un placer degustar una vieira de las de Arosa que gozan de merecida fama por su tamaño, su textura y su sabor. Su concha nos recuerda que estamos en la Ruta Xacobea del Mar de Arousa, por donde llegó el cuerpo del Apóstol para ser enterrado en el compostelano monte Libredón.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook