Mapa de recursos


MAR DE NORTE

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La costa es absolutamente salvaje; playas, acantilados, rompientes y un mar en constante.

Aguillóns o farrallóns. Así llamamos a estos acantilados de afiladas rocas batidas por el mar del norte, bravo y pocas veces en calma. Sobre ellos siempre nos sorprende la luz intensa del sol ardiente o la luz profunda que atraviesa la niebla.

 
Este del norte de Galicia es un mar que se contempla en su inmensidad oceánica desde la proa del viejo barco, en cuya arboladura cantan todos lo vientos y donde pescan los osados marineros de la más vieja estirpe.
Como techo ahí está la bóveda celeste que envuelve el paisaje de éxtasis cuando nuestros pasos culminan el faro del Cabo Ortegal.
También hay un mar del norte de repetidas olas que besan la arena de la playa, arena que alberga cuerpos ávidos de verano con olor a salitre. Frente a la playa un horizonte verde y azul para recomponer el espíritu.
Y cuando este mar se pone furioso buscamos refugio en la ramificada ría de agua y juncos donde aprendemos a navegar.
El mar del norte son, en realidad, dos mares cuyas aguas confluyen en un paisaje espléndido.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook