Mapa de recursos


Los Paisajes de Pedro Madruga

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Pedro Madruga era el señor de las tierras comprendidas entre la sierra del Suido y la Ría de Vigo.

Habitó la gran fortaleza de Soutomaior, la mejor conservada de Galicia y una verdadera joya de la arquitectura medieval, rodeada de maravillosos jardines que en primavera provocan un grandioso espectáculo.

 
Los grandes dominios del noble medieval Pedro Madruga empezaban en esta impresionante Serra do Suído. Uno de los pocos paisajes que todavía hoy conservamos prácticamente virgen. Donde los caballos pacen en libertad y la vegetación crea lugares que nos dejan impresionados.
O Suido conserva la belleza de esos matices verdes, que tanta fama nos ha dado a los gallegos. Y recoge el inicio del recorrido del río Verdugo. Nuestro guía a lo largo de este reportaje.
Su trazado nos muestra a lo largo de su curso lugares tranquilos y apacibles. Lo seguimos desde a Serra do Suído pasando por la de O Candó en A Lama, y así llegamos hasta esta hermosa playa fluvial.
De aquí, las aguas del Verdugo nos trasladan hasta Pontecaldelas. Donde la transparencia de este torrente nos permite descubrir el nado de las truchas. Nos detenemos un momento para disfrutar de este entorno.
No muy lejos de aquí el Verdugo se adentra en el ayuntamiento de Soutomayor, donde se desliza manso bajo el puente medieval de Comboa.
Un poco más adelante sigue su ruta bajo el puente colgante. Este ya es de los años 70. Venir hasta aquí, resulta agradable porque en este lugar el río Oitavén se une al Verdugo formando este espectacular paraje.
A partir de este momento, ambos torrentes se deslizarán juntos hacia la desembocadura, abrazando la bahía de San Simón mientras van recorriendo lugares, dignos de admiración.
En Soutomaior no podemos dejar de visitar el castillo donde habitó Pedro Álvarez y en torno al cual se generó una gran actividad durante el siglo XV, llegando a convertir estas tierras en el núcleo político del sur de Galicia.
De esta estupenda fortaleza lo que más nos ha impresionado ha sido su jardín, donde descubrimos la fuente de la marquesa, o este estanque, que dicen que tiene la forma de la ría de Vigo, y que antaño se llegó a usar como piscina.
En este bucólico entorno del Castillo de Soutomaior, rodeados de azaleas, cedros, plataneros y camelios nos despedimos con el recuerdo de lo que han sido, y son los paisajes del insigne Pedro Madruga.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook