Mapa de recursos


Viajes a la Edad Media

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El verde es el color del paisaje que nos guía esta vez entre Allaríz y Xunqueira.

Entre allariz y Xunqueira de Espadañado les proponemos un viaje primaveral en el que entremezclaremos los paisajes de los ríos Arnoia, Maceda y Niñodaguia, con los emblemas de un pasado medieval aún latente, y las grandiosidad de las montañas de San Mamede y Meda.

 
Hemos de tomarlo con calma porque hay muchos motivos para conversar con la gente, artesana de la cerámica y del cuero, y descansar en uno de los más antiguos balnearios de Galicia, el de Molgas.
Allariz nos regala su mejor postal sobre Arnoia, el puente medieval de a Cierrica, desde donde partimos hasta Xunqueira de Ambía, nuestra primera etapa.
El Arnoia ofrece en Ambía un paisaje menos cuidado pero también el mejor coto de pesca del trayecto, con excelentes truchas.
La huella medieval de Xunqueira de Ambía la encontramos en la colegiata de Santa María a Real, construida al pie de la Vía de la Plata. Monumento nacional de estilo románico compostela, su estado de conservación es excelente.
Baños de Molgas queda muy cerca de Ambía. Aquí es el río Arnoia el protagonista de su mejor paisaje, incluso del entorno de su clásico balneario, cuyas aguas termales poseen numerosas propiedades curativas.
Quedan aquí todavía restos de la torre de Ambía, en el lugar de Suatorre, pero la época más brillante del municipio arranca a partir de la construcción del Santuario de los Milagros, en el Monte Medo, uno de los principales lugares de peregrinación de Galicia.
Para poder contemplar mejor estos paisajes de ensueño habrá que subir la sierra de San Mamede.
Si continuamos este viaje llegaremos hasta Maceda, donde nos encontramos con su castillo medieval, que actualmente conserva todo su esplendor. Alrededor de él nacieron los artesanos del cuero y la cerámica, que fueron clave en la economía de la comarca. Hoy en día este castillo es alojamiento turístico y centro cultural.
El fin de este viaje a la edad media será en Xunqueira de Espadañado, villa monacal que todavía posee una de las joyas religiosas más destacadas de la ribeira sacra, el monasterio de Santa María.
Desde aquí llegaremos a este entorno natural, As Lagas es un espacio protegido que hipnotiza.
Y al final, desde este algo, el del Rodicio, contemplaremos la primavera verde, que nos sorprende, y otra vez despierta nuestra pasión.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook