Mapa de recursos


La Magia del Atlántico Norte

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Es el paisaje mágico de los acantilados de aguja

El Atlántico Norte, entre Cabo Prior y la Punta Robaliceira, - la que marca el extremo de A Capelada-, es la verdadera génesis de un paisaje de ilimitada belleza dibujada por playas blancas y rocas esculpidas por el batir de las olas al compás de las mareas.

 
Recorreremos la costa escrutándola, y para ello no hay nada mejor que partir desde Cabo Prior donde vigilamos el mar desde lo alto, y descubrimos sus playas y su viejo faro.
Mientras por el camino hacia As Galladas seguimos observando como el mar quiebra la roca y la esculpe a su modo creando verdaderas joyas naturales.
Subimos a Monte Campelo y a Montefaro, entrando en la parroquia de Meirás desde donde contemplamos este paisaje. En este punto descubrimos la figura altiva de su moderno faro.
Y playas escondidas y recogidas como la de los Botes, la del Río o la de la Capilla del Porto. Espacios recónditos que buscan llamar su atención.
Cambiamos nuestro punto de vista y nos dirigimos hasta A Frouxeira. Sus 5 kilómetros de playa son solo una parte de la postal. Enfrente está la isla del Percebe. Al fondo, Cabo Frouxeira y en paralelo su joya más buscada: la laguna. Un espacio natural que en los meses invernales sirve de reposo para cientos de aves migratorias.
A lo largo de la costa de Valdoviño podrá pasear por lugares como estos que les mostramos. Un espectáculo de lujo. Villarrube es uno de los arenales más tranquilos. En Baleo podrá distinguir además de unas espectaculares vistas, una de las playas más reconocidas a nivel mundial: Pantín. Donde todos se reúnen para coger la gran ola. Es el paraíso de los surfistas llegados desde todos los puntos del planeta, que vienen para disfrutar de las olas más atlánticas.
Si continuamos nuestra ruta la magia llega al sumún en San Andrés de Teixido. El que no viene de vivo, cuenta la leyenda, que viene de muerto. Todos los ritos saben a poco en Teixido, donde nos dejamos llevar hasta que nos sorprende el atardecer.
La mejor luz para disfrutar esta asombrosa costa en cualquiera de sus rincones. Porque aquí, todo resulta extraordinario. Es lo que nosotros llamamos la magia del Atlántico Norte.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook