Mapa de recursos


Castro Caldelas, Puerta de A Ribeira Sacra

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Entramos en el patio de armas del Castillo de Castro Caldelas y se nos abre una puerta informativa a la Ribeira Sacra.

La Ribeira Sacra de Caldelas es distinta. Aunque el Sil baja también encañonado por este municipio, sus márgenes están pobladas, o por soutos de castaños o por viñedos. Castaña y vino son fieles compañeros en los otoños húmedos de esta Tierra de Caldelas.

 
Entramos en el patio de armas del medieval Castillo de Castro Caldelas y se nos abre una puerta informativa a la Ribeira Sacra. Se convierte así en un punto de información turística, con folletos y paneles que orientan sobre la comarca.
Pero el origen de este castillo fue otro bien distinto. En un primer momento se trató de un castro celta, sobre el que más adelante se construyó una fortificación. Sobre esta última se levantó el magnífico castillo, sería a finales de la edad media, en torno al cual creció la villa actual.
Fue testigo de diferentes episodios históricos, como las guerras Irmandiñas, durantes las que fue derribada buena parte de la fortaleza. Se reconstruyó más adelante convirtiéndola en la edad moderna en una construcción renacentista con carácter marcadamente palaciego. Su último episodio militar lo protagonizaría durante la guerra de la independencia; incendiarían el castillo y la villa.
Otra historia de sus propietarios, primero perteneció a la familia de los Condes de Lemos y de ellos pasó a la casa de alba, que finalmente lo donó para fines no lucrativos.
El mejor recorrido para poder conocer el castillo es a pie, disfrutando de la sombra de sus calles estrechas y casas asentadas en la roca. Y es que el casco antiguo acaba de ser declarada zona de rehabilitación integral.
Entraremos por el Patio de Armas, como decíamos, que está flanqueado por cuatro sectores de torres, símbolo de los Condes de Lemos, además podemos ver presente la Tau templaria.
Desde aquí podremos acceder a las distintas dependencias. Por encima y a ambos lados se encuentra el palacio, con sus corredores abalconados que albergan la biblioteca y el mueso etnográfico.
En el primer piso del palacio, a lado de la torre del reloj, se encuentran salas dedicadas a los estudios de la comarca. En esa torre podemos, además de admirar la vieja maquinaria del reloj funcionando, contemplar unas espectaculares panorámicas desde las ventanas.
El cañón del Sil se puede disfrutar desde estas alturas.
Pero nosotros les recomendamos que lo visiten de cerca. Para ello podrán seguir la ruta del vino Celeirón y la castaña. No podemos olvidarnos de que la Ribeira Sacra es tierra de viñedos y árboles centenarios. Son fieles compañeros en los otoños húmedos de esta tierra de Caldelas. Numerosas bodegas se asientan a la orilla de este río, el de Caldelas, donde nos encontramos también con la casa de Vicente risco.
Si seguimos su curso nos encontraremos con ese impresionante paisaje. El Sil transcurre aquí acompañado en sus riberas de una frondosa vegetación. Es la otra puerta de la Ribeira Sacra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook