Mapa de recursos


Ciudad Termal

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En la Ciudad del Agua hay también una Ruta Termal urbana oficializada.

Desde As Burgas recorremos una ruta termal urbana ; Las Pozas de A Chavasqueira un área de piscinas termales; el manantial do Tinteiro, de propiedades curativas; la burga do Muiño, una gran piscina termal al aire libre y la burga de Outariz un balneario en construcción que contará con seis piscinas termales.

 
Desde el Montealegre nos dirigimos ahora hasta el río. El Miño abre como una herida las tierras orensanas, marca una brecha que atraviesa la ciudad, pero también la une.
Los ourensanos han sabido aprovechar este regalo, tanto por el paisaje como por las cuestiones más prácticas. Las cálidas aguas de las Burgas llegan hasta el Miño y sus riberas se llenan de piscinas naturales, acondicionadas que forman un auténtico paraíso termal. Esta cultura balnearia está muy arraigada en toda la provincia, y se vive como algo natural.
En las orillas del río, en el conocido Campo da feira comienza este recorrido. Las termas de A Chavasqueira son las más visitadas. Hay una parte pública de uso gratuito y otras cerradas con estética zen, una forma de interpretar el termalismo importada desde Japón. Este concepto oriental se estudia también para el proyecto del futuro complejo termal en Outariz, que les mostraremos la final de este paseo. Estas aguas de a Chavasqueira están recomendadas para el reuma, la artritis y las afecciones de la piel. Y los ourensanos lo saben porque ya ven que están abarrotadas en esta época del año. También en el invierno se disfrutan, porque el agua caliente alivia el frío aunque estemos al aire libre.
El manantial de O Tinteiro tiene aspecto de antigua bomba de agua. Aquí se acercan con todo tipo de recipientes para poder beber el agua, que dicen que tiene propiedades curativas. Aunque es necesario algo de constancia y beberla durante nueve días. Y justo enfrente el manantial de Reza, aunque ahora con poco caudal, aseguran que es lo mejor para curar y evitar los resfriados.
La Burga do Muíño se ha recuperado como una gran piscina termal. Su agua es muy pura, comentan los usuarios que no está mezclada, y el entorno es de lo más agradable. Esto supuso también una mejora del río en su paso por la ciudad y una excusa para reconciliarlo con la urbe.
En Outariz se están rematando las obras para un paseo que unirá las dos orillas mediante esta pasarela. Y, como les comentábamos, está en marcha el proyecto para un gran balneario, mayor que el de A Chavasqueira, pero con la misma inspiración japonesa. Pero la cultura del agua que hay en esta ciudad no se queda en esto. A pesar de no tener mar tiene ríos, embalses y los manantiales mejor aprovechados.
En las tierras del ribeiro está el balneario de Laias. Todo lo necesario para el aprovechamiento del agua al servicio del hombre lo encontramos aquí.
Lobios es villa balnearia desde la época romana. Presume de unas instalaciones hoteleras de cuatro estrellas y balnearias de primera categoría. Duchas, baños y masajes para relajar el cuerpo y liberar la mente.
Y todas estas maneras de aprovechar el recurso líquido tienen su escaparate en Termatalia, la única feria de turismo termal de la Península.
Ya ven que el placer está al alcance de todos, los romanos nos pusieron en bandeja la oportunidad y en la ciudad termal sin duda la han sabido aprovechar.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook