Mapa de recursos


La Sierra Encantada

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Entre Galicia y el Bierzo se extiende por la comarca de Valdeorras este impresionante paisaje.

Desde O Barco, que es la capital de Valdeorras, emprendemos un viaje a la fantástica Sierra Encantada, que es la que preside todo el territorio de Rubiá, incluso la Fonte do Sapo, allá donde se acaba Galicia y comienza el Bierzo.

 
Emprendemos nuestro viaje a la sierra encantada. Estamos en el Parque Natural Serra da Enciña da Lastra, en Rubiá.
Un paisaje modelado sobre roca caliza que nos ofrece un espectáculo inolvidable, como pueden ser los enormes penedos de Oulego. Cuevas, grutas y valles acogen un esplendido y abundante manto vegetal. Los ríos disolvieron las rocas y excavaron profundos cañones, formando un ecosistema rico y variado. Na Lastra podremos encontrar más de la mitad de las especies vegetales existentes en toda Galicia. Todo un entorno natural que han hecho suyo, murciélagos y aves rapaces.
Enciña da Lastra cuenta con un hábitat privilegiado. De hecho está reconocido como zona protegida por su alto valor natural a nivel europeo. El viajero puede hacer diversas rutas senderistas, y a su paso irá encontrándose pequeñas aldeas. Reductos habitados en plena montaña, que guardan los secretos de antaño, y muestran al caminante su fachada más tradicional.
No muy lejos de este Parque da Enciña se encuentra otro lugar de visita obligada: As médulas. Fue el mayor yacimiento aurífero del imperio romano y hoy, está reconocido como un bien Patrimonio de la Humanidad.
A parte, las Médulas también han sido registradas como un bien de interés cultural por su rendimiento arqueológico. Y en el 2002, fueron declaradas Monumento Nacional.
Un entorno único, sin duda, que ya se ha convertido en un recurso turístico de vital importancia para la zona de Borrenes, Carucedo y Puente de Domingo Flórez. Y es que aunque no lo parezca a simple vista, este magnífico paraje ocupa una extensión de 100 kilómetros cuadrados.
Más de 100.000 visitantes viajan cada año hasta aquí para disfrutar de este enigmático entorno minero, que aparte de monte y arcilla conserva una de las zonas húmedas más importantes del lugar. El Lago de Carucedo, se ha convertido en un sitio de esparcimiento para los habitantes de la zona.
Y es el lugar que nosotros hemos elegido para abandonar nuestro viaje por las sierras encantadas. Por las montañas magnéticas de Galicia y León.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook