Mapa de recursos


Cosecha de Otoño

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El marisco en general goza de una enorme tradición gastronómica y no menos importancia económica y social.

Las almejas, en cualquiera de sus especies destacan en la producción marisquera de las costas gallegas. Son explotadas tanto en los bancos naturales como en cultivos.

 
Las cosas han cambiado mucho para los hombres y mujeres que soportando los rigores del clima, recorren las playas de Carril para encontrar entre la arena, la cosecha de cada otoño. Ahora tienen carnet de mariscadores, reciben cursos de formación, luchan unidos para conseguir precios más justos y han hecho de su profesión un oficio digno del que ya pueden empezar a vivir. Lo que no han podido, ni podrán cambiar, son los ciclos de la naturaleza. Una luna nueva y otra llena, en total diez días de cada mes para extraer la almeja y el berberecho, y hoy no es uno de esos días. Olga y sus compañeras tendrán que esperar a la próxima marea para extraer un poco de berberecho. El resto lo trasladarán a la playa de Compostela para protegerlo de los temporales. El trabajo de estas mujeres está siempre expuesto a los fenómenos meteorológicos, pero su capacidad de superación y las experiencias de otros años las animan a seguir.
Alcanzar ese salario digno pasa por asistir a los cursos que se dan en la cofradía. En esos cursos, los biólogos marinos les enseñan cosas que ni con la experiencia de varias décadas hubiesen podido aprender. Salta a la vista que en esos cursos han aprendido también a enfrentarse a los problemas del sector con un talante receptivo y dialogante, incluso cuando se discute uno de los temas más complicados. Lo que no tiene discusión posible es que la almeja de Carril es la más sabrosa o por lo menos es la que se lleva la fama. El secreto de su sabor está escondido en el fondo del océano. No hay mejor manera de comprobar la deliciosa textura y el exquisito sabor de estos bivalvos. Del fondo del océano al fondo del estómago.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook