Mapa de recursos


Al Lado del Río

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los ríos gallegos ofrecen otras alternativas de espléndidas vacaciones.

El paisaje admirado de la Galicia interior lo remueven mil ríos, creadores de las playas-parque mas bellas en sus riberas. Los ríos marcan los senderos y la humana sensibilidad mima su belleza.

 
Son los grandes desconocidos. Las multitudes prefieren entornos de playa para disfrutar del verano. Sin embargo, las riberas de los ríos son frescas, tranquilas y un lugar estupendo para pasar la tarde, ya sea solos, o en agradable compañía.
Si no opinen después de ver recorrido que les proponemos.
Observen este entorno del río Arnoia. Es un afluente del padre Miño. Y uno de los torrentes más largos de la provincia de Ourense. Más de 84 kilómetros que discurren por Vilar de Barrio, Baño de Molgas, Xunqueira de Ambia, Allaríz, A Merca y Celanova.
Otro de los grandes es el Sil. Que compartimos con nuestros vecinos leoneses. Sus más de 225 km de recorrido dan para mucho. Este torrente es navegable con lo cual en verano podrá hacer una ruta realmente interesante entre cañones. Por compañeros tendrá naturaleza y viñedos de tradición centenaria que se remontan a la época romana.
Después de deslizarnos por sus aguas y sin salir de la provincia de Ourense nos dirigimos hasta o Carballiño. Para disfrutar del Arenteiro. Esta es su mejor carta de presentación. Y está claro que quienes más los disfrutan son los pescadores.
Afluente del Avia el Arenteiro ha cobrado importancia en los últimos años porque a sus riberas se ha creado un parque etnográfico que trata de preservar las costumbres de nuestros, antepasados. Los Molinos han sido un modo de vida para la industria rural de la zona y para las relaciones sociales entre vecinos.
Nuestro último torrente es el Umia. Lo perseguimos desde Caldas de Reis. La cascada de Segade es un lugar con alto interés geológico, ya que por aquí, existe un granito al parecer muy raro, y muy típico de esta zona.
La erosión de las aguas fluviales produjo curiosas formas en las rocas, donde se llegaron a formar charcas que en verano se aprovechan para el baño.
Cercano a este paraje podremos hacer una ruta que nos lleva hasta estos antiguos molinos de agua convertidos en viviendas, o a hasta este puente románico, que ha sido restaurado durante el siglo XVIII.
Río y vegetación convierten estos parajes en el marco ideal para disfrutar de esta área de clima suave, porque descansar al lado del río siempre resulta una buena elección.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook