Mapa de recursos


Tocando Cielo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El faro más antiguo, las torres de la modernidad y un edificio en pleno corazón de la urbe, tocan techo en A Coruña.

La fiebre por rozar las nubes. Y por ser testigo privilegiado de cielos que en cuestión de minutos cambian, han convertido a Coruña en una ciudad de altura, que jugando con la verticalidad de sus edificios, ha tocado el techo gallego.

 
Comprobamos la sensación de vértigo acercándonos a él, al edificio más alto de Galicia, que se erige en pleno corazón de la urbe. Es el Hercón. Una estructura de hormigón armado de 106 metros de altura, proyectada en 1975, para aprovechar al máximo el suelo urbano. En él, viven hoy alrededor de 70 familias y tienen su sede más de una decena de empresas.
Desde la terraza de este diseño pionero en España (en su día uno de los tres edificios más altos del país) las vistas nos dibujan un perfil urbano que crece a velocidad de vértigo.
Vida, ocio y cultura fluyen bajo nuestros pies, mientras flamantes colosos arquitectónicos arañan el cielo. Son los símbolos de la modernidad de A Coruña, que comparten espacio con los de su identidad histórica, sin restarles importancia. El mejor ejemplo de esta convivencia lo encontramos al borde del mar, donde un curioso volumen geométrico, nacido con vocación de vigilancia, se levanta ante nosotros a unos 80 metros. Es la innovadora Torre de Control Marítimo. El faro de los nuevos tiempos, que controla el tráfico de la fuente de vida de la ciudad (el océano) con la tecnología más puntera en el sector... que no es capaz, sin embargo, de apagar la linterna de la vieja y legendaria Torre de Hércules.
Destruido el faro de Alejandría, una de las siete maravillas de la Antigüedad, hoy ella ha tomado su relevo y se ha convertido en el faro más antiguo del mundo aún en funcionamiento. El que la visite verá hoy un bello diseño neoclásico, que esconde en su alma el original romano, y que erigido en una pequeña colina a sesenta metros sobre el nivel del mar, lucha por potenciar su altura para poder competir con sus nuevos rivales.
Uno de ellos, el Obelisco Milenium lo vigila desde el año 2000 de cerca, en el mismo paseo marítimo, a la altura del barrio de Labañou. Sus cimientos, no son romanos como los de la Torre herculina, pero lucen orgullosos la dureza que demuestran los materiales del nuevo milenio.
Cincuenta toneladas de acero y más de un centenar de cristales traídos de Holanda narran al visitante la historia coruñesa, a la vez que se proyectan hacia el cielo, luminosos de noche, como símbolo de una Coruña moderna, que quiere llegar en el futuro a lo más alto.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook