Mapa de recursos


VACACIONES EN UN PAZO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los pazos tienen sus particulares matices que son como un espejo del especial temperamento gallego.

Clima y paisaje condicionaron las peculiaridades arquitectónicas de los pazos y casas grandes de Galicia, un rico patrimonio monumental que se extiende a unas setecientas edificaciones, la mayor parte de ellas ubicadas en entornos naturales del rural.

 
Los pazos en Galicia se vinculan a la cultura popular, prueba de ello son las múltiples leyendas, cuentos y poesías que han convertido estas construcciones en las protagonistas de las villas rurales.
En Galicia abundan este tipo de edificaciones y aunque la mayoría son de titularidad privada, hay unos 65 que se dedican al turismo.
Pero ¿qué es un pazo?. Si buscamos su significado en el tiempo, vemos que su origen proviene del latín palatium, aunque realmente la palabra se consolidó gracias a escritores como Emilia Pardo Bazán, Otero Pedrayo o Valle Inclán. Y es que en la literatura gallega del XIX la vida y decadencia de los pazos era un tema frecuente. Un pazo, en definitiva, es una casa grande gallega. Normalmente está situada en un entorno rural y cuentan normalmente con trazos heráldicos y santuarios que dejan constancia de su noble linaje.
Algunos incluso, poseen hórreos y palomares que dan cuenta de la importancia histórica que han tenido en el pasado, como este pazo de Barrantes en Ribadumia, donde podrán degustar un vinito en sus bodegas.
Para todos aquellos que todavía tengan días de vacaciones y les guste el contacto con la naturaleza y la tranquilidad, un pazo siempre es una buena opción de alojamiento. O cuanto menos, algo diferente y original, porque sin renunciar a la comodidad, y con un buen equilibrio entre la calidad y el precio de los servicios ofrecidos, usted podrá hospedarse en un lugar idílico cuyo origen arquitectónico se remonta a los castillos y fortalezas medievales. Como, por ejemplo, en este de Terrafeita en la Mariña Lucense, que ha sido rehabilitado no hace mucho y cuenta con las prestaciones necesarias para hacerle olvidar por unos días su rutina diaria.
La oferta es muy variada así que podrá elegir entre un amplio abanico de posibilidades. En la Estrada A Casona de Fonteclara posee un estilo clásico y con una decoración que recuerda la esencia de sus orígenes.
Mientras que el Pazo da Nugalla ha sufrido la transformación de la Edad Moderna y ofrece una mezcla de estilos que tiene como fin ofrecerle el máximo confort. Así que, ya sea para visitarlos, para disfrutar de la gastronomía, o para pasar unos días de sus vacaciones, un pazo seguro que les compensará, porque al margen de descansar en un entorno privilegiado, conseguirán tener de primera mano la aportación cultural necesaria, para conocer más de cerca las raíces del pueblo gallego.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook