Mapa de recursos


PAZO DE SAN LOURENZO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Tras la carballeira de San Lourenzo encontramos este hermoso pazo cuyo origen se remonta al siglo XIII

En la zona Sur de Santiago encontramos una joya declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Les hablamos del Pazo de San Lourenzo. Un imponente edificio mayormente de estilo barroco.

 
Ha sido fundado en el siglo XIII sobre una vieja ermita erigida en honor a este santo. Y desde el siglo XV, pasa a ser propiedad de los Condes de Altamira, quienes lo ceden en usufructo a los franciscanos.
En manos del clero estuvo hasta el siglo XIX. Fue entonces, después de la Desamortización de Mendizábal y tras muchos pleitos, que el pazo vuelve a las manos de la familia Altamira, los actuales Duques de Soma y Medina de las Torres.
De la vieja construcción románica apenas quedan restos. Solo en la iglesia podemos ver algunos vestigios. Aunque aquí, lo que nos sorprende es su altar mayor, una obra italiana del siglo XVI hecha con exquisito gusto en mármol de Carrara.
Al igual que las sepulturas de don Francisco Cúnica y su esposa Leonor, marqueses de Ayamonte. Otra joya que alberga el templo es esta virgen con el niño, obra del escultor Martínez Montañés.
Pero lo más singular lo podemos contemplar desde la galería de la primera planta es el impresionante jardín claustral. Sus setos de boj, se remontan al siglo XVII. Son pues de los más antiguos de España, y poseen un gran significado simbólico-religioso. En medio de ellos sobre la fuente apenas visible, podemos contemplar esta singular imagen del siglo XV de la Virgen.
En el interior nos sorprende este salón, decorado con tapices flamencos del siglo XVII que representan delicadas escenas de caballerías. Y el techo, ornamentado con un elegante y cuidado mosaico.
Todo un punto de contraste con la sobriedad de esta otra estancia: el salón noble, cuyas paredes son de granito gallego. Y donde nos encontramos este curioso piano de cola del siglo XII, y varios trofeos de caza.
Cada detalle se ha cuidado con esmero, no en vano este lugar de uso privado, está acondicionado desde los años 90 para celebrar eventos de carácter especial.
Así que, si planean festejar una boda o un congreso, este puede ser el lugar ideal. Su carballeira, con multitud de especies arbóreas, está incluida en el Catálogo de Árboles Monumentales de Galicia.
Y sus jardines frondosos y umbríos conservan la traza original del siglo XIX, de estilo romántico, con lugares muy significativos. Árboles de todo tipo y curiosas variedades de flores se distribuyen armónicamente entre las más de 100 especies vegetales de esta extenso vergel, de más de 40.0000 m2.
Está claro porque Rosalía hablaba en su poema de San Lourenzo, cada detalle aquí, merece la pena. Es simplemente un pazo especial. El pazo de las visitas ilustres. El pazo de San Lourenzo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook