Mapa de recursos


La Reserva

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para el Mundo les mostramos las grandes cumbres que rodean Valdeorras.

Les mostramos el paisaje perfecto para estos días de otoño y vino. La Cabeza Grande, Os Penedos de Oulego, Trevinca. Son el triángulo que marca el techo de Valdeorras, las cumbres más altas y más hermosas que podamos imaginar.

 
Cumbres que combinan el encanto agreste de la piedra con la suavidad de volúmenes redondeados sirven de guardianes naturales para proteger la esencia que hace del bajo Valdeorras la gran comarca del vino del oro.
Contemplamos el valle desde una de esas cimas guardianas, en la Sierra de Queixa, Cabeza de Manzaneda, que a casi 1800 metros de altura ostenta el título de ser la única estación de montaña que por el momento existe en Galicia... Dos mil hectáreas de pino, flanquean aquí, la postal natural perfecta para pasar, en cualquier época del año, unos días de descanso y deporte, subidos a lo más alto.
Pero más paisajes de altura, rozan el cielo sin salirse del macizo central ourensano, en los montes del vecino ayuntamiento de Vilariño de Conso. 5.700 hectáreas de alta montaña cubiertas de pasto y bosques de carballos centenarios y acibros, dan forma aquí al que desde 1997 es el Parque Natural do Invernadoiro? Valles encajados en el terreno, dibujados por la erosión de dos ríos (el Ribeira Grande y el Pequena), circos glaciares esculpidos en el cuaternario y llanuras aisladas que nos sorprenden a alturas impensables, han hecho de este paisaje que empezó siendo un refugio de caza y pesca uno de los entornos paisajísticos y geológicos más protegidos y atractivos de nuestra tierra.
Aunque es aquí, en esta otra sierra, la del Eje, que juega a ser la frontera natural que une y separa Ourense de las provincias de León y Zamora, donde sacaremos la fotografía por antonomasia del techo gallego, que se encuadra en este macizo, el punto más alto de Galicia, Pena Trevinca. 2.127 metros de altura que desafían al cielo y luchan por obtener para este entorno de lujo, la categoría de Estación de Esquí.
Tiene a su favor, un entorno mágico. Valles glaciares casi inaccesibles que esconden bosques únicos? y ejemplares dignos de preservar. Por algo, acaba de ser nombrada en el mes de agosto Zona de Especial Protección para las Aves.
Un nombramiento que ya obtuvo en 2002 la fauna que sobrevuela la Serra da Enciña da Lastra, situada en el ayuntamiento de Rubiá, en la frontera con León. Un espacio de ensueño, declarado Parque Natural hace cinco años, de los más peculiares que hay Galicia.
En él, encontramos una de las pocas zonas calcáreas que poseemos. Cuevas que intuimos, y relieves rocosos de impresión conviven aquí con bosques mediterráneos de encinas, y viejos soutos de castaños que trepan por laderas, que abrigan pueblos.
Los hay, como este de Covas, agolpados a la orilla del Sil, que discurre aquí encajado entre laderas de fuerte pendiente. Y también abrigados en profundos valles como este de Oulego, que da nombre a uno de los lugares quizás más fascinantes de esta sierra: los Penedos de Oulego.
Pero también los vemos que desafían al equilibrio, como este de Biobra, en el que escondida encontramos una de las cuatro bodegas familiares que hay en Rubiá, porque es también esta tierra alta de Valdeorras, zona de cultivo de sabroso vino mencía y godello, que nos invita a probarlo, mientras nos brinda estas increíbles panorámicas de vértigo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook