Mapa de recursos


EL VINO NOBLE

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El vino es una buena disculpa para viajar hasta Monterrei y conocer su espléndido castillo.

La Denominación de origen Monterrei vela por la calidad de los vinos nacidos en las ribeiras del Támega, el río que da origen al hermoso valle que se extiende entre el Castillo mejor conservado de Galicia y la frontera con Portugal. Es decir, entre Albarellos y Verín, y la ciudad de Chaves.

 
Entre Galicia y Portugal discurre uno de los ríos incluidos en la Red Natura 2000. Les hablamos del Támega. Nosotros lo descubrimos en Verín, y desde aquí tras contemplar su tranquilo curso partimos para realizar un viaje por el Valli Probus o Valle excelente.
Este extenso valle entre Monterrei y Verín ha sido tierra de paso de las legiones romanas las cuales acabaron asentándose, y plantando las primeras cepas en estos terrenos.
De este modo, se originó una tradición vitícola que ha seguido perdurando hasta nuestros días. Al tiempo que surgió un modo de vida entre las gentes del lugar, los cuales han ido aportando nuevos conceptos a los caldos gallegos.
El empresario gallego Roberto Verino, procedente de aquí, ha sido uno de los que ha visto las posibilidades de estas tierras. Y en 1998 construyó la bodega ?Terras do Gargallo? de las que hoy sale una producción de 250.000 botellas al año.
Cultivado en barrica de roble francés este vino de intenso color se caracteriza por los aromas marcados y el gusto afrutado. Sus tintos además, poseen toques de vainilla y canela que lo hacen muy fresco al paladar, aunque la mayor parte de su producción hay que decir que es de blancos.
En torno a la bodega maduran varios tipos de cepas autóctonas. Empezaron con las variedades de Mencia para los tintos, y Godello para los blancos, y hoy ya cuenta en su plantación de 18 hectáreas con Tempranillo, Bastardo, Treixadura y Dona Blanca. Toda una plantación de calidad que procura llevar a la práctica un cultivo y vinificación natural, siendo respetuoso en todo momento con el medio ambiente. No muy lejos de esta bodega y en lo alto del valle encontramos el conjunto fortificado de Monterrei. La vía de la Plata asciende hasta el viejo hospital, actualmente convertido en albergue.
Un poco más arriba se encuentra el Castillo, de estilo renacentista. Es una de las fortalezas condales mejor conservadas de toda Galicia. Aquí se asentaron los linajes de los Ulloa, Zúñiga, Fonseca, Acevedo, y más tarde los Duques de Alba. La torre que lo preside es la de las Damas y data del siglo XIV.
Aunque la más impresionante es la torre Homenaje. Construida por Don Sancho Sánchez conde de Monterrei en tiempos de los Reyes Católicos. Esta fortificación todavía conserva intacto el esplendor de sus imponentes 22 metros de altura.
Como cabe esperar según la época no podía faltar el templo. La iglesia de Santa María Gracia es del románico de transición, y está edificada sobre una sola nave con una pequeña capilla lateral.
Desde el castillo, a escasos metros, contemplamos nuestro siguiente punto de encuentro: el Parador. Ha sido colegio de Jesuitas, pero desde 1967 es un excelente hospedaje. Tranquilo y elegante este establecimiento resulta ideal para descansar en un entorno único con vistas a la historia.
Una historia que deslumbra a cualquier hora del día. Porque el encanto de este valle noble no solo está en sus vinos, sino en su gente y en su pasado.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook