Mapa de recursos


Nacido Junto al Mar

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Albariño, el vino gallego por excelencia.

En Cambados, ostras y en O Rosal, percebes. Pero también sollas en Tomiño y vieiras en el Val do Salnés. Platos todos sabrosos que nacieron casi gemelos del albariño, el vino de Galicia por excelencia. Entre Tomiño y A Guarda se asientan muchos de los viñedos de las bodegas de mayor fama albariña.

 
Las uvas que hasta hace unos días coloreaban de verde las cepas del Valle del Salnés, Soutomaior, Ribeira do Ulla, Condado de Tea y las terrazas fluviales de O Rosal en el Baixo Miño; empiezan estos días a ser vendimiadas, iniciándose, el círculo de creación de otro de nuestros mejores vinos: el agrupado bajo la Denominación de origen Rías Baixas, que se da en estas cinco comarcas vinícolas. El esfuerzo colectivo que se vuelca ahora en extraer la uva es el mismo que se puso en 1988 para crear la Denominación que las agrupa. Un nombre que ha corrido tan rápido como la fama de su vino.
De las 14 bodegas, inscritas aquel primer año, se ha pasado a más de 150. La elaboración artesanal ha dado paso a las últimas tecnologías? Y el mercado local se ha ampliado. La denominación ha llegado en el último año a 60 países extranjeros y ha ampliado su territorio Una 2.400 hectáreas aglutinan hoy las viñas que dan origen a los vinos blancos gallegos más prestigiosos y que tienen en el albariño a su hijo predilecto.
Anclada en el margen izquierdo de la Ría de Arousa, al nivel del mar, encontramos su capital, Cambados, situada en pleno corazón de la subzona del Valle del Salnés, la de mayor superficie, con 1500 hectáreas de viñas.
En Cambados, la uva crece en las afueras y al adentrarse en las calles surgen los escenarios del bullicio bodeguero de la villa, que a cada paso, nos recuerda que estamos en el corazón del albariño. Ese que una vez al año, desde 1953, a comienzos de agosto, celebra la segunda fiesta más antigua del país en honor a un vino.
Más pequeña, y de menos sona, pero tan productiva como la del Salnés es la subzona de O Rosal? Desde el mirador de O niño do Corvo, en el monte Lousado, contemplamos casi toda su extensión. 312 hectáreas de viñedos, que se agolpan en las terrazas fluviales de la orilla gallega del Miño y se concentran sobre todo en dos ayuntamientos: el de Tomiño y O Rosal.
Muchas son las bodegas de este municipio que además del Rías Baixas Albariño, cultivan y elaboran vinos propios. En salas de microvinificación se prueba la fusión de la uva albariña con las variedades autóctonas que se cultivan aquí: loureira, treixadura o caíño blanco. Mezclas y nuevas marcas que algunas bodegas están consiguiendo exportar con éxito.
Dicen que en el Baixo Miño el sabor de la uva es diferente a la del Salnés, más azucarada y de menor acidez, por las propiedades del suelo y por el microclima que genera en este valle un río, el Miño, que crea a su paso los entornos naturales más atractivos de este municipio. Su afluente, el Tamuxe, viste sus orillas de área recreativa en las Aceñas.
Y a pocos minutos, el espacio natural de los molinos de Folón y Picón, genera a su alrededor espléndidos espacios naturales y de descanso en los que saborear, en medio de la más absoluta tranquilidad, este vino blanco... que en el Salnés o el Baixo Miño, suena hoy dentro y fuera de Galicia tan fuerte como las aguas de los ríos y el mar junto a los que ha nacido.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook