Mapa de recursos


Los Verdes Parques

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para El Mundo recorremos algunos de esos grandes espacios verdes urbanos.

Los parques, las alamedas, los pequeños jardines abundan en nuestras ciudades en medio de los edificios. Este entorno verde es el pulmón que nos permite sentir el silencio de la mañana o vivir bellos atardeceres urbanos. Y tienen las capitales y ciudades gallegas parques y jardines para todos los gustos.

 
Las ciudades también tienen un corazón verde. En A Coruña las mejores vistas se ven desde lo alto de los parques de Bens o San Pedro. Sin embargo, en plena ciudad también hay zonas ajardinadas que aportan humanidad a la urbe.
El de Santa Margarita, por ejemplo, es más conocido como el jardín de la ciencia, y está claro que este entorno natural es un lugar ideal para el esparcimiento.
El de San Carlos es quizás el más romántico e histórico, aquí se encuentra la tumba del General John Moore arropada por los altos olmos.
Y como no, los Jardines de Méndez Núñez, en plena zona de la Marina. Han nacido a expensas del derribo de las antiguas murallas, y poseen una colección botánica de lo más variado.
No muy lejos de aquí, no Ferrol escogemos para hacer nuestro paseo los Cantones. Es la zona más antigua de la ciudad y también la más extensa, aunque en 1858 han visto reducido su tamaño a lo que son hoy. La parte baja es de estilo francés. Tiene un diseño similar a los vergeles del siglo XIX y nació con el fin de rellenar un viejo foso y alegrar un poco el lugar. Aunque el parque de recreo por excelencia sigue siendo el Amboage.
En Pontevedra, el jardín más divertido es el Vicenti donde los más pequeños le sacan el máximo provecho a los días más calurosos. Y mientras ellos juegan nuestros mayores pasean a las sombras de las palmeras.
El vergel más novelesco está justo al lado. Se llama Colón y aquí, las protagonistas son las flores en todas sus variedades cromáticas.
De Pontevedra viajamos hasta Lugo El Parque Rosalia sorprende. Tiene todos los elementos de los jardines antiguos: palomar, palco de la música, y hasta vistosos pavos reales.
Un entorno romántico y tranquilo que seguro que habría inspirado a nuestra poeta padronesa, en cuyo honor se erige este agradable lugar.
En Ourense el parque de San Lázaro es uno de los espacios más concurridos. Posee una flora centenaria y su variado colorido parece alegrarse con la llegada del sol. En el centro la fuente barroca pone una nota de frescor.
Aunque el que se lleva la fama en la ciudad de las Burgas es el del Posío. Se fundó en 1846 como parque botánico, y aún hoy conserva parte de aquella riqueza, como el paseo de las moreras, y el camino de las palmeras. Este jardín llegó a tener más de 200 variedades diferentes de especies vegetales.
Terminamos nuestro recorrido en los vergeles de la ciudad olívica. En plena urbe está la vieja Alameda y mirando hacia el mar encontramos el Paseo de las Avenidas, que como su nombre indica es ideal para hacer un alto y disfrutar del entorno.
Subimos a lo alto del Castro desde donde contemplamos estas hermosas vistas. Este es el lugar ideal para hacer todo aquello que tenga que ver con el ocio, el descanso y el turismo. Es un jardín histórico por el entorno, y moderno por el diseño. La cara más relajante del Vigo urbanita. Donde el atardecer nos sorprende observando desde lo que son los verdes parques.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook