Mapa de recursos


EN CASA DE FERREIRO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El ferreiro de hoy aún trabaja el hierro en la forja, a la que se añade el fogón y el barquín para avivar el fuego.

En este hermoso lugar que se conoce precisamente por Ferreiravella, en el municipio de Riotorto, está ?la casa del ferreiro? en donde no hay interesantes muestras del entusiasmo de algunas familias interesadas en conservar la tradición artesanal con todo su encanto. Y es un verdadero placer verles trabajar.

 
Riotorto es tierra de ferreiros. En este municipio lucense perdura este antiguo oficio artesanal, del que todavía viven algunos vecinos.
Muchos son de la parroquia de Ferreiravella, no se podía llamar de otra manera. Antiguamente los ferreiros de esta zona se trasladaban hasta el Mazo da Fraga para realizar sus herramientas.
Hoy está totalmente reconstruido y pronto estará habilitado para recibir a visitantes que quieran conocer de cerca el oficio. Este mazo, que se mueve gracias a las aguas del río Ferreiravella, vivió su máximo esplendor a mediados del pasado siglo y pertenecía a 11 ferreiros. Cada uno de ellos tenía unas horas asignadas para realizar aquí su trabajo.
En estas pequeñas casetas, era donde guardaban sus herramientas y el carbón. Cada una lleva el nombre de su propietario y en ellas podemos ver una muestra de sus trabajos.
El Mazo da Fraga se encuentra dentro de una hermosa área recreativa, que ofrece la oportunidad de disfrutar de la naturaleza con paseos a las orillas del río.
En Espasande de Baixo también quedan ferreiros. Aquí conocemos a Eduardo que nos enseña cómo afila una hoz en una moa de agua. Antes en Riotorto existían 55 y ahora sólo queda la suya, porque el agua ha dejado paso a la electricidad. Es un amante de su trabajo y ha sido un placer verle tan orgulloso de su oficio.
El trabajo de ferreiro se suele heredar de padres a hijos. Este fue el caso de Manuel, que aprendió el oficio de su padre. A cada una de sus herramientas les pone su sello de garantía. Su especialidad son los cuchillos, aunque también convierte el hierro en hoces y machetes, que vende no sólo en nuestra comunidad, sino que algunos de ellos van para Castilla.
Les descubrimos ahora la casa de estos ferreiros, el ayuntamiento de Riotorto, que recibe su nombre del río Torto.
Este municipio comprende ocho parroquias y cuenta con más de mil quinientos habitantes.
Encontramos diferentes paisajes, pero siempre protagonizados por la tierra verde. En ella trabajan muchos de los vecinos, ya que más de un 60% se dedican a la agricultura y a la ganadería.
La capital está en As Rodrigas que es donde se concentra un mayor número de población y donde se ubica la casa del ayuntamiento.
Riotorto cuenta con un extenso patrimonio histórico-artístico y buena muestra de ello son sus iglesias. La de San Pedro es de los siglos XVII y XVIII, muy reformada a principios del siglo XX en estilo neogótico. Llama la atención la torre del campanario, separada del edificio central.
También merecerá la pena visitar la capilla de San Bernabé y San Roque, que dicen tiene propiedades curativas para los animales o la capilla de San Antón da Ferrería y a su lado esta hermosa casa, buen ejemplo de las viviendas típicas del municipio con su cabozo, que es como se les denomina a los hórreos de la zona.
En la parroquia de Santa Marta encontramos este cruceiro del siglo XIX que tiene características de los existentes en la Terra Chá Luguesa.
Les recomendamos que acudan a lo alto del Monte Carracedo. Descubrirán hermosas postales de Riotorto, un municipio verde repleto de lugares con encanto.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook