Mapa de recursos


PARQUE NATURAL

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El carbón fue básico en tiempos pasados.

Desde Galicia Para El Mundo les invitamos a recuperar uno de los oficios, el de carboeiro, que tuvo especial importancia en los montes de Castrelo do Val; todo un paraíso natural que tiene como emblema el espacio protegido del Invernadoiro.

 
El carbón cobró mucha importancia en la economía familiar de los pueblos del ayuntamiento de Castrelo do Val. Fueron muchos los vecinos que durante años acudían al monte para coger los torgos o turgueiras con los que realizaban el preciado combustible.
Para hacer el carbón se arrancaban los torgos con un azadón y después se quemaban en un brasero, que es un agujero hecho en la tierra. Cuando acababa de arder se tapaba bien para que se apagaran las brasas y se hiciera el carbón. Un proceso lento y duro. Una vez hecho, lo guardaban en sacos y lo transportaban en burro hacia Verín para venderlo en la plaza. Sus mejores clientes eran los ferreiros de este municipio.
Castrelo do Val mantiene viva la Ruta de los Carboeiros, un itinerario de 17 kilómetros de gran riqueza natural y paisajística que recorre diversas parroquias del ayuntamiento y de la que parten desviaciones a hermosos lugares como Fontefría. La ruta comienza en Campobecerros y finaliza en Castrelo do Val. En su recorrido el visitante puede gozar de la naturaleza, disfrutar de unas vistas espectaculares o descubrir importantes elementos etnográficos, como los hornos tradicionales de Castrelo y Servoi, o esta albariza que tiene como misión proteger las colmenas de los osos.
Visitamos Campobecerros. Muchos de sus habitantes vivieron del carbón. En algunas casas encontramos los torgos apilados, aunque ahora su fin es servir de leña. En esta parroquia visitamos la antigua estación de tren, que pronto se convertirá en un aula de naturaleza. Y es que Castrelo do Val también conserva en su memoria a los carrilanos, a los que rinde homenaje con este monumento.
Próximamente se establecerá una ruta de senderismo desde Campobecerros a Portocamba. En ella descubrirán hermosas postales como las que protagoniza el río Camba de aguas frías y transparentes y muy rico en truchas.
Aquí encontramos este hermoso molino. Aunque si realmente quieren ver uno en funcionamiento, acudan a Nocedo do Val. En cada parroquia de Castrelo hay uno y éste todavía lo utilizan muchos vecinos.
Campobecerros también es la entrada al parque natural del Invernadoiro. Un hermoso espacio de casi 6.000 hectáreas de una enorme riqueza faunística y botánica. Este entorno guarda mucha relación con los carboeiros de Castrelo do Val. En el pasado siglo estuvo en manos de Papelera Española, que quiso repoblarlo de pinos. Para eso había que limpiar el terreno, ricos en torgos, así que esta empresa subcontrató a los vecinos de Castrelo para que los extrajeran y con ellos hicieron carbón.
Antes de finalizar nuestro recorrido visitamos el Centro de Interpretación de Patrimonio de Castrelo do Val, en el que además del oficio del carboeiro, se encuentran representados otros trabajos que en muchos casos se están perdiendo.
Historia, tradición, cultura? Castrelo do Val es una cita obligada para disfrutar de la naturaleza y recuperar la identidad cultural de esta tierra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook