Mapa de recursos


Al pie de la Vía de la Plata

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Una vez más es la ruta de las peregrinaciones a Compostela, la que marca el inicio del desarrollo del territorio: por Gustei, punto de información al peregrino, pasa el la Vía de la Plata.

Estas tierras, de casi 40 kilómetros cuadrados de extensión, comenzaron a vivir su esplendor en la edad media, en clara dependencia de los monasterios de San Esteban de Ribas de Sil y de Oseira.

 
El primer priorato que crea este último es, precisamente, el de San Lorenzo de Melias. Es una iglesia sencilla, proporcionada, viva muestra del románico gallego, construida en el siglo XII, y cuya advocación a Santiago Apóstol está refrendada por una imagen, en granito policromado, que se conserva en su interior. Otras muestras interesantes de la arquitectura religiosa son la parroquial de San Paio de Albán, románica con portada ligeramente apuntada, y la iglesia de San Eusebio de A Peroxa, construida sobre un castro, que posee una interesante fachada barroca, añadida a la nave románica, con ornamentación de canecillos en los laterales.
En la actualidad Coles es un municipio residencial, pero lo fue ya en el medioevo, cuando nobles e hidalgos, construyeron aquí hermosos pazos y casas grandes de los que aún tenemos vivos ejemplos. El mas antiguo es el Pazo de Fontefiz, que habitaron los Marqueses de Leis, hoy propiedad de la Consellería de Agricultura del gobierno de Galicia, y en el que, hoy se ubica el Centro de Recursos Zoogenéticos. Está ubicado en Ucelle y su construcción se documenta en el año 968. Nos adentramos en él por un magnífico portalón adintelado que corona el escudo. Ya en su interior, la escalera y la lareira son una muestra excepcional del bienhacer de los maestros canteros de la época.
En la parroquia de San Eusebio se encuentra la Casa de Lagariños y en otra gran finca está ubicada la Casa de Malvedo, en Rivela, construida en sillería granítica encintada. Otras casas grandes son las de Bamio y la de Caamaño, en Barra de Miño.
En el municipio de Coles no faltan otros elementos etnográficos de singular interés como los molinos. Los tradicionales, de agua, como el de Trasdorrío; o los nueve que hay en el regato de Soutullo de Abaixo, o el singular molino de viento cuyos restos se mantienen en pié en Gustey.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook