Mapa de recursos


LA CIUDAD Y EL RÍO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Miño nos muestra a su paso por Lugo mil paisajes de sublime belleza.

Este espacio de agua y vida marca el trayecto que nos llevará hasta la Reserva de la Biosfera. Es el río quien impone su ritmo cerca del círculo mágico y urbano que enmarca su historia. La romanización del Miño se comprende mejor entre el puente, la huella mas visible de la Vía Decimonona, y las viejas termas que esconde el moderno hotel-balneario.

 
Donde hace pocas semanas había un torbellino de bañistas, hoy surge un paisaje tranquilo y teñido de amarillos. El otoño trae a las orillas del Miño hojas caídas y frena el baño, pero no la actividad. El mayor río de Galicia que rodea a la ciudad Augusta por el Sur y el Oeste sigue siendo a su paso por ella fuente inagotable de posibilidades de ocio también en esta época.
La llegada del frío no frena por ejemplo al equipo de piragüismo del Club Fluvial de Lugo. Rara es la tarde, desde 1935, en las que las aguas del Miño no vibran al compás de sus remos, los mejores guardianes de la afición que por este deporte desde hace años existe en esta ciudad que ha sido cuna de palistas olímpicos.
Uno de cada seis lugueses tiene el carnet de este club que cuenta con unos 14 mil socios y que se atreve con las propuestas deportivas más desconocidas. Lo último, desde 1996, intentar implantar el llamado ?deporte de orientación?, un éxito ya en los países nórdicos que cuenta con dos itinerarios en el Miño.
Este año 50 personas del club, eligieron esta alternativa para exprimir al máximo el entorno que deja el caudal del padre río a su paso, aunque está también la opción individual en los kilómetros y kilómetros de paseos fluviales que dibuja.
El Parque del Rato, que genera en los barrios da Fervedoira y A Chanca uno de sus pequeños afluentes es un buen ejemplo? Y otro lo encontramos en el área recreativa de los Robles. Donde vemos descansar las pequeñas embarcaciones de alquiler que durante el verano permitían al visitante seguir río arriba por una bucólica ruta fluvial que conduce hasta la estampa más natural de este tramo urbano.
Aunque si lo que buscamos es llevarnos la postal histórica, la encontraremos aquí, ante el viejo puente romano, la huella más visible de la Vía Decimonona.
Junto a él, el Balneario de Lugo, hoy también un enorme complejo hotelero se erige sobre las termas romanas, reviviendo las tradiciones terapéuticas mineromedicinales de hace veinte siglos en modernas piscinas e hidromasajes en su moderna planta alta, y en un completo circuito de chorros en la planta terapéutica inferior? Todo un oasis de calma y relax al borde del cinturón verde de Lugo.
En él, próximo a la ciudad, el Miño adulto aparece también en esta época manso, pero vivo. Es el espejo del alma de la tierra verde lucense. El camino que nos llevará hasta la Reserva de la Biosfera.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook