Mapa de recursos


LAS VÍAS DE LA MODERNIDAD

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Las autopistas, autovías y carreteras han vertebrado la modernidad del País.

Desde Galicia Para El Mundo tomaremos ahora las vías de la modernidad, que es, creando infraestructuras, como mejor se escribe la historia de esta esquina atlántica europea, en este nuevo milenio.

 
Eran otros tiempos, cuando Galicia estaba comunicada por una obsoleta red de carreteras. Las distancias eran grandes y los viajes largos, lo que sin duda ralentizaba el desarrollo del país.
La revolución llegó de la mano de las primeras autopistas y autovías gallegas, que acercaron los principales núcleos de población y mejoraron el tránsito al exterior. La autopista del Atlántico unió el norte de Galicia con Portugal en poco más de dos horas. A su vez, la A-6 supuso una conexión directa entre A Coruña y la capital de España. Otra autovía, la de las Rías Baixas, vertebró el sur de la comunidad.
No obstante los mayores avances en materia de infraestructuras se han llevado a cabo en los últimos años. Los tramos Vigo-Baiona, Coruña-Arteixo y Santiago-Dozón son un ejemplo de que la red está creciendo de la mano de innovaciones como el telepeaje.
Actualmente, el esfuerzo en este sentido queda patente con la apertura el próximo año de las autovías del Salnés y del Barbanza. Al igual que la que comunicará la capital de Galicia con Brión.
La ciudad del Apóstol también estará unida con la de las Burgas cuando en 2008 se abra el tramo Dozón-Ourense, libre de peaje. Santiago es un ejemplo de que las infraestructuras no sólo mejoraron la comunicación con el exterior. La construcción del vial Sar-Pontepedriña contribuyó a que los compostelanos circulen con una mayor fluidez por la ciudad.
La misma de la que podrían disponer los vigueses y los que no lo son para entrar y salir de la ciudad olívica, ya que está en fase de estudio la ampliación del Puente de Rande.
Mejoran las carreteras, pero también se ha renovado el parque automovilístico. La seguridad en los coches modernos ha progresado notablemente. Sin embargo, la siniestralidad en nuestras carreteras sigue siendo muy elevada, sobre todo en vías convencionales.
Durante todo el año, en Galicia se celebran fiestas de todo tipo, en las que el alcohol siempre suele estar presente. Su combinación con el volante configura un peligroso cóctel.Aunque el carné por puntos ha reducido la accidentalidad, las distracciones, la velocidad y las maniobras inadecuadas, continúan siendo los principales enemigos de los conductores. Y es que quizás, la educación vial es una de nuestras asignaturas pendientes.
La mejora de las infraestructuras supone un importante paso adelante en materia de seguridad. Pero en último término, lo realmente importante es la actitud de los conductores.
Por ello, en nuestras manos está que las carreteras gallegas sean vías de futuro.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook