Mapa de recursos


OLORES DE OTOÑO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La aromaterapia y los olores para disfrutar en el otoño gallego.

Perfumes, velas, jabones, esencias… todos estos productos mejoran nuestra calidad de vida. El culto al cuerpo está a la orden del día. La medicina natural está de moda y, cada vez más buscamos nuevos métodos para mejorar nuestra salud y favorecer nuestro bien estar.

 
Pero si salimos a la calle también podremos disfrutar de olores naturales. Un paseo por el mercado puede resultarles de lo más provechoso. ¿Sabían que en su entorno hay cientos de aromas que son beneficiosos para su energía vital? Las naranjas, por ejemplo, son útiles como antidepresivos. Las manzanas, por el contrario son ansiolíticas. Las nueces favorecen nuestra memoria. Los ajos son antibióticos naturales. Los pimientos ayudan a mantener durante más tiempo el bronceado y los olores fuertes impiden que fumemos.
Está claro que en cualquier lugar, y en cualquier momento la ciudad también puede ser saludable. Cada detalle puede aportarle armonía y con buen humor todo resulta más agradable. Los geranios de nuestros balcones, por ejemplo, ¿sabían que ayudan a sanar las heridas?. Así que, atentos a su entorno porque cada rincón aporta sus ventajas.
Aunque lo que no tiene precio es darse un paseo en plena naturaleza. Si eligen dar una vuelta por cualquiera de nuestros bosques será como entrar en una botica natural. Han sido usados desde muy antiguo por las tribus castreñas, y por nuestros monjes más habilidosos los cuales recurrían a la medicina natural para hacer ungüentos con fines terapéuticos o de uso cosmetologico.
De este modo podemos afirmar que los carballos tienen propiedades antisépticas. El eucalipto, en cambio, es bueno para los problemas respiratorios. El castaño ayuda a calmar la tos, y el laurel sirve para tonificar el estómago.
Son tantas las propiedades de cada una de nuestras plantas que lo mejor que pueden hacer es perderse por cualquiera de nuestros montes e impregnarse con sus olores. Porque las hiervas aportan salud, y sobre todo calma.
El mar también posee un efecto relajante que resulta muy beneficioso. De hecho, el yodo es bueno para combatir el bocio, y los frutos del mar son ricos en fósforo, potasio y hierro con lo que favorecen nuestra memoria y alivian dolores cardiovasculares.
Así que, como ven los olores de esta estación solo traen ventajas. Estén donde estén recuerden disfrutar de los aromas, sobre todo si son los olores de otoño.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook