Mapa de recursos


Racing: Nuevo Estilo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Racing de Ferrol es un equipo de solera, con muchísima y muy brillante historia a sus espaldas sobre todo procediendo de una ciudad pequeña y contando siempre con pequeños presupuestos.

El Racing de Ferrol metió su primer gol en junio de 1919. Desde entonces hasta ahora ha llenado de alegrías la vida de los ferrolanos, aunque también les ha dado algunos disgustos.

 
Hace año y medio que el nombre del Racing es definitivamente conocido a raíz de su ascenso a segunda división. No se pueden imaginar cómo vivió aquello esta ciudad. Todo Ferrol salió a la calle para celebrar enloquecidos que su equipo había llegado a la división de plata después de jugar en tercera división hacía tan sólo unos años.
Desde su nacimiento intentó que su actividad trascendiese lo meramente deportivo, quizás por eso llegó a lograr éxitos como el campeonato gallego arrebatado al Depor en 1928. El hecho de celebrar un trofeo Teresa Herrera debía ser un acontecimiento. Y lo ganó, como también seis veces el Concepción Arenal, y cuatro el Emma Cuervo de Ribadeo.
En sus gradas se mezclan seguidores del Racing que saben que fue subcampeón de España en 1939 y otros que no lo saben pero sienten el color verde hasta el punto de dejarse la voz en el campo. Otros en La Malata lo que se dejan es la línea. El racing es más que un club. Es juerga, ganas de divertirse.
Pero el Racing no siempre vivió sus victorias en su campo. Pasó por el campo del Infierniño, evocador nombre sin duda, y también por el de Caranza. El césped actual es nuevo. En el pasado llegó a ser el peor enemigo del equipo porque el cambiar el suelo es un lujo que se ha permitido un equipo que compite con un presupuesto de 318 millones contra otros verdaderamente poderosos. Hay varias claves para conseguir plantar cara, la primera, es que la unión hace la fuerza. La otra es que los fichajes más o menos modestos tengan claro a qué vienen a este club. Tienen muy claro quiénes son y su objetivo es mantenerse en la segunda división. La temporada pasada quedaron en el puesto 16, y les gustaría mejorar esta posición. Para eso necesitan la asistencia de sus más de 5000 socios y 19 peñas.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook