Mapa de recursos


Castro Fazouro

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Contemplando el mar Cantábrico al este de la playa de Arealonga y muy próximo a Foz, está el Castro Fazouro.

El Castro Fazouro es pequeño. Hay excavados unos 700 metros cuadrados de superficie, pero la fuerza del Cantábrico hace suponer que la erosión del mar hizo desaparecer algunas de las construcciones castrexas iniciales. Son cuadradas y según los restos aquí hallados, el castro gozó de un mayor esplendor tras la romanización.

 
Viajamos de nuevo por el aire. Nos acercamos al norte da Mariña Central, para conocer su círculo mágico.
Desde lo alto de Punta do Castro, y sobre un terreno abrupto y montañoso, se adivina la forma de los restos arqueológicos de Fazouro.
Se supone que estuvo habitado entre los siglos I y III d. C y los restos que se han encontrado en el, se asocian con las explotaciones metalúrgicas de la época.
Su particular estructura, al igual que otros asentamientos del norte cántabro, revela un alto grado de romanización que los hace muy singulares en la zona. Incluso, este de Fazouro, ha llegado a tener dos alturas en las viviendas, caso poco habitual en este tipo de construcciones.
El material granítico con que se ha creado, es otra de las características propias de los castros de la franja atlántica.
Pero dejemos atrás el castro y sigamos volamos sobre la comarca de Foz, esta vez para despedirnos de su costa e irnos adentrando hacia su interior donde les iremos descubriendo otros parajes de Alfoz.
Sus espectaculares paisajes hacen que esta zona rica en cadenas montañosas y extensos valles verdes, sea un lugar propicio para practicar el senderismo; o incluso, retirarse a hacer una escapada de fin de semana.
Si suben a lo alto de sus montes, seguro que estará nublado aunque les aseguramos, que el clima es suave y las vistas compensarán.
En el Cadramón, por ejemplo, podrán encontrarse con el monumento megalítico más antiguo del lugar: A pedra Abaloira, que se relaciona con cultos a la fertilidad, y con múltiples leyendas de hechizos y moros.
A la bajada, podrán seguir descubriendo recodos históricos como esta Ponte Vella, o incluso alguna de las Fortalezas del Mariscal Pardo de Cela, que tuvo su feudo en Alfoz.
Aunque con lo que realmente podrán disfrutar, es con los parajes naturales de este municipio. Cada recodo cuenta con una singularidad propia, a la que seguro que usted sabrá sacarle provecho cuando visite este lugar. Tanto el manto vegetal como el curso de sus ríos denotan que la mano del hombre todavía no pasó por aquí. Cada espacio es brillante, huele a naturaleza virgen, y se percibe como algo especial.
Y para que puedan disfrutar de este entorno les sugerimos que se hospeden en la casa de turismo rural Finca Galea. Un expléndido alojamiento situado no Val do Ouro, que hace referencia a antiguas leyendas.
Aquí, podrán degustar un licorcito al calor más otoñal de la lareira, o pasear por su extensa finca de seis hectáreas, donde cualquier recodo seguro que les sugerirá que están haciendo un viaje al pasado; porque así es la tierra de Foz, donde hemos descubierto el Castro del Cantábrico y desde donde observamos el atardecer más enxebre sobre las montañas de este histórico lugar.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook