Mapa de recursos


Plazas Ourensanas

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para El Mundo no resistimos la tentación de pasear por la ciudad, de plaza en plaza.

Caminamos por las aún empedradas calles de la vieja Auria. En ellas está la cultura del pasado escrita en la piedra cincelada con encallecidas manos de artista-artesano.

 
Caminemos pues por las aun empedradas calles de esta ciudad de oro, como la bautizaron los romanos hace ya muchos siglos.
La edad media fue la época en la que empezó a crecer. Su catedral por ejemplo será referente del devenir de su historia. Desde entonces se moldeó su zona monumental, declarada conjunto histórico artístico nacional en 1975, convirtiendo a la ciudad en un lugar en el que la cultura del pasado está escrita en la piedra de sus calles.
La plaza Mayor es punto de partida para admirar sus soportales, los viejos edificios y los templos próximos con torres que crecen sobre el entorno. Aquí encontrarás los dos edificios más relevantes de la historia ourensana: el ayuntamiento y el Pazo do bispo, actual museo arqueológico.
A un paso, la catedral, románica de transición (siglos XII y XIII). Y por supuesto sus tres fachadas: La del Pórtico del Paraíso, que sigue el modelo del pórtico de la gloria del maestro mateo; la del románico de transición; y la del cimborrio, admirable desde una plaza que impresiona: la del Trigo.
Era el antiguo mercado de grano, la preside la ?Fonte Nova?. Los soportales y las casas de esta plaza tienen un encanto especial.
Si seguimos camino nos encontraremos con la plaza de la Magdalena, su tranquilidad viene heradada por ser uno de los antigios cementerios de la ciudad. No podemos dejar de mencionar aquí su crucero barroco.
Desde aquí nos introduciremos en Santa María la Mayor y su formidable escalinata, probablemente la primitiva catedral de ourense. Construida en el 1088 y reconstruida en el s.XVIII en estilo barroco.
Si seguimos por Lamas Carvajal nos encontraremos con el Liceo, que resiste el paso del tiempo. Se trata de uno de los pazos renacentistas más importantes de Galicia. Y de ahí vamos a Santa Eufemia, hecha de piedra santa, que después de la catedral es la iglesia más amplia de la ciudad.
Nuestro paseo no lleva también por la calle de la paz, hasta llegar a la plaza del corregidor. Aquí se levanta una estatua en recuerdo de nuestro gran maestro de las letras: Ramón Otero Pedrayo.
Y como esto va de plazas nos acercaremos también hasta la recogida plaza del Cid, más conocida como Eironciño del Cabaleiros, que como su nombre indica venía a ser el barrio aristocrático de Ourense, del que hoy en día apenas queda rastro.
Y para terminar nos quedaremos en la hermosa plaza del hierro. Debe su forma más a ser un cruce de calles que a la plaza en sí, por eso es también conocida como cruz de hierro. Su fuente, también petrea, embellece la otoñal postal urbana de edificios asoportalados y balcones de forja.
Así es nuestro Ourense más histórico.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook