Mapa de recursos


Nace el Eo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Asturias y Galicia celebran el título otorgado por la UNESCO.

Castropol vivió hace poco un gran día de fiesta con motivo de la declaración del Eo, Los Oscos y la comarca lucense de A Fonsagrada, como Reserva de la Biosfera. El presidente de Galicia y el de Asturias, se encontraron en el medio de la Ría para dar oficialidad a la celebración del titulo otorgado por la UNESCO.

 
Gallegos y asturianos estamos de enhorabuena. El motivo es la declaración del Río Eo, los Oscos y la comarca lucense de A Fonsagrada, como nueva Reserva de la Biosfera.
El Presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño y el del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, estrecharon sus manos en medio de la ría para festejar el nuevo título concedido por la UNESCO, fruto del esfuerzo realizado por ambos gobiernos autonómicos.
Los actos continuaron en Ribadeo y en Castropol, donde ambos mandatarios compartieron con los vecinos de estos municipios un día de fiesta. Touriño afirmó que este reconocimiento se trata de una ?nueva intervención de regeneración de riqueza en clave social?, que beneficiará directamente a los catorce ayuntamientos que abarca la reserva y a sus habitantes.
Nosotros le mostramos ahora dos de ellos, Baleira y Ribeira de Piquín, dos municipios regados por el Eo que guardan espacios naturales merecedores del título de Reserva de la Biosfera.
En Baleira acudimos a Fonteo para asistir al nacimiento del Río Eo, que desde aquí recorrerá un largo trayecto de 91 kilómetros, hasta su desembocadura en la gran ría.
Este lugar se convierte en centro de atracción turística, por ello, se ha habilitado esta área recreativa y un centro de interpretación del río.
Seguimos el curso del Eo por Baleira y llegamos a este hermoso enclave natural protagonizado por la fervenza de la Aceña de Serra en Sampaio.
Buscamos las huellas del Eo en Cortevella, donde el río nos vuelve a sorprender, pero esta vez acompañado de construcciones que nos recuerdan la unión entre hombre y naturaleza.
Para que no nos perdamos ningún detalle, lo mejor es subir a este mirador para contemplar desde las alturas este encantador espacio de recreo.
Los elementos etnográficos también son dignos de admiración. Los hórreos típicos de la zona que nos recuerdan a los de nuestros vecinos asturianos o las ouriceiras, construcciones realizadas para la fermentación de los erizos y la maduración de las castañas.
En Baleira se han habilitado rutas de senderismo de gran riqueza paisajística que nos conducen a la Fraga da Marronda, en la que se encuentra una de las reservas de hayas más importantes de Europa.
Visitamos Ribeira de Piquín, un ayuntamiento pequeño, lleno de lugares con encanto. La capitalidad del municipio se encuentra en O Chao do Pousadorio. Y es aquí, donde nos volvemos a encontrar con nuestro protagonista.
Ribeira de Piquín cuenta con un buen coto de pesca, donde el río vuelve a dibujar hermosos paisajes.
El Eo, no viaja solo por estas tierras. El río Rodil, un afluente, baña alguna de sus parroquias, como San Juan de Baos.
En Vilarpescozo nació el ilustre Lombardero al que se debe la maquinaria de relojería del ayuntamiento de Lugo. Aquí se conserva el escudo de su familia. Nos despedimos visitando el área recreativa de la Retorta, un espacio creado para que disfrutemos de las aguas del Eo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook