Mapa de recursos


El Valle Minero

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Retomando el curso del Eo, recorremos el Valle Minero entre A Pontenova y Ribadeo

Hace un siglo, este sería un trayecto en tren. En tren minero con locomotora de carbón. O dentro de algún tiempo, en tren turístico, moderno y más cómodo, de vía estrecha. Porque este es el gran proyecto verde de A Pontenova.

 
Nos adentramos en tierras de Miranda. Seguimos el curso del Eo para ir descubriendo a su paso las riquezas históricas y naturales que alberga la conocida hoy como A Pontenova.
Nuestra primera parada la hacemos en la Ferreiría de Bogo. Ha sido fundada en 1534 y tras muchos avatares históricos, que la dejaron maltrecha ha sido restaurada y convertida en un interesante complejo etnográfico.
En Vilaodriz nos encontramos estos 5 altos hornos. Están hechos con cerámica de Sargadelos. Surgieron al amparo de las explotaciones mineras como chimeneas de calcinación y hoy, son un ejemplo de la arquitectura industrial de principios del siglo XX.
La actividad minera de Limonita en A Pontenova desde el 1900 hasta la guerra civil ha sido muy importante. Y sobre todo, decisiva para la construcción del ferrocarril que transportaba este mineral desde las tierras mariñanas hacia el puerto de Ribadeo. Hoy se puede hacer una interesante ruta senderista buscando las huellas de ese pasado.
La riqueza paisajística da Pontenova es impresionante. Un paseo por su entorno les irá descubriendo interesantes aldeas rodeadas en todo momento por un manto verde. Y es que la economía de la zona se sustenta primordialmente a base del sector primario.
Nos hemos acercado hasta Vilaimil para ver de cerca como se vive en A Pontenova. Y nos hemos encontrado con este espectáculo visual de piedra, madera y pizarra. Si buscan un sitio para desconectar y respirar aire fresco aquí, les aseguramos que tendrán mucha calma.
El paso de los sarracenos durante la Edad Media también ha dejado huella en la construcción de templos que son muy abundantes por esta zona.
En Conforto nos encontramos uno de las iglesias más vistosas. Ha sido construida por el vivariense Diego Ibáñez Pacheco en 1662. Es de estilo mariano, y en su entorno no falta de nada. Cruceiro. Fuente con aguas curativas donde se dejan pañuelos en símbolo de ofrenda. Y por supuesto, Santa María de Conforto, la beata que hace posible el milagro de las curaciones.
Acabamos buscando de nuevo el paisaje más natural. Na Fraga das Reigadas, la de Carballal o en la zona da Férrea se encontrarán con más de 500 hectáreas de naturaleza en su estado más puro.
Paisajes de impresión que avalan porque la UNESCO ha declarado esta zona como la cuarta reserva de la Biosfera. Así es A Pontenova. Un tramo más de ese nuevo espacio natural en un valle con mucha tradición minera.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook