Mapa de recursos


UN OTOÑO CÁLIDO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Hacía treinta años que el otoño no traía a Galicia tanto sol, tan altas temperaturas y tan poca lluvia.

Tanto es así, que hasta hace unos días, la viguesa playa de Samil registraba afluencias casi de verano, la gente vestía de manga corta, las terrazas al aire libre estaban repletas de gente cervecera y la piel de las jovencitas se mantenía aún morena de verano.

 
Hacía treinta años que el otoño no traía a galicia tanto sol, tan altas temperaturas y tan poca lluvia. Tanto es así que hasta hace unos días la viguesa playa de Samil registraba afluencias casi de verano.
Y es que la gente va todavía en manga corta, las terrazas al aire libre siguen funcionando con gente cervecera y el moreno sigue fijado en la piel de los gallegos.
Los datos de los 3 últimos meses hablan por si solos: escasa lluvia, poca niebla, mucho sol y agradables temperaturas.
Los meteorólogos no dan crédito. Esta es tierra de otoños fríos, castañas asadas y magostos y lluvia. Nadie podía pensar que este año el otoño cálido se quedase con nosotros. El problema, nunca llueve a gusto de todos, y mientras los hosteleros están encantados con este tiempo que nos ha pillado por sorpresa, los comerciantes temen que las temperaturas se mantegan y estropeen su temporada de ropa de invierno.
Las gabardinas, abrigos, chubasqueros, botas, paraguas...están todavía guardados en los armarios, y sus ventas han caído hasta un 75% en algunos comercios gallegos debido al tiempo.
Y es que el invierno no quiere llegar...y eso para los hosteleros es una buena noticia. Ya que después de un mal verano se están recuperando ahora. Los turistas vienen a Galicia este otoño por ser la región con mejor tiempo este año. Con una media de un 75% de ocupación, miran al cielo esperando que se mantenga despejado.
Está claro que con el buen tiempo la gente sale más, y este otoño cálido que nos ha tocado anima a los gallegos a no quedarse en casa al salir de trabajar. Si tienen la suerte vivir en Vigo podrán disfrutar de postales como esta, algo impensable a estas alturas del año.
En Castrelos a pesar del marrón de las hojas la gente puede pasear todavía en manga corta. El paseo del Castro. Los árboles de A guía vestidos de primavera. Y como decíamos antes, la gente disfrutando de la playa de Samil.
Y el Sol...presidiendo la ciudad y la ría.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook