Mapa de recursos


Camping, lo más natural

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Galicia en autocaravana y de camping. De la montaña hasta el mar, siguiendo las rutas mas bellas

Buscamos el contacto más directo con la naturaleza. Para ello viajamos con la casa a cuestas, que el verano esta a la vuelta de la esquina y el clima ya nos permite vivir al aire libre

 
Dormir bajo un manto estrellado, allá donde el cielo está tan libre de polución que lo permite. Haber disfrutado de una cena sencilla pero reconfortante tras una jornada de lo más natural. Cada vez son más los que deciden olvidarse en sus vacaciones de hoteles, resorts, complejos turísticos profesionalizados e impersonales y otras zarandajas, se trata de apostar por el contacto absoluto y directo con la naturaleza y, de esa forma, con uno mismo, con su parte más primigenia, aquella que a veces olvidamos bajo los trajes, las corbatas, los teléfonos y los I-pods.
Acudir a un camping es una apuesta que ya no se puede calificar de arriesgada sino de segura, hoy en día Galicia es la tercera comunidad en España en número de plazas y ocupa los primeros puestos en la valoración de sus usuarios, no sólo a nivel estatal también en el internacional según el criterio de la ADAC, asociación alemana de prestigio.
Hoy en día podemos recorrer Galicia de norte a sur de camping en camping, alojándonos en cualquiera de los 102 existentes. Los hay de interior y de litoral, con bungalows y con tiendas de campaña, de acampada libre y con piscinas de agua salad.... la oferta es amplia y de calidad. Las 40.000 plazas que ofrece el sector en nuestra comunidad han conseguido reflejar la variedad de sus propios clientes. Por menos de 20 euros al día de media dos personas pueden pernoctar en un entorno natural pero preparado para todas sus necesidades.
La última quincena de julio y la primera de agosto son las preferidas por los campistas aunque la ocupación comienza a ser estable desde junio de una forma lenta pero constante. Los aficionados a esta forma de disfrutar del tiempo libre pueden elegir entre las 4 categorías existentes aunque en realidad existe una quinta, la de super lujo, de la que forma parte una minoría muy selecta. En Galicia aproximadamente un 25% de los lugares de acampada son consideradas de primera y un 70% de segunda categoría, de tal modo que apenas un 5% son de 3ª o 4ª. ¿Y qué ha de tener un camping para ser de primera? En realidad se trata de completar las instalaciones hasta el último detalle y demostrar que los servicios ofrecidos son de calidad, de esta forma, en un camping de primera podremos encontrar seguridad, áreas de aparcamiento cerca de las tiendas, carreteras que comuniquen los diferentes servicios sin levantar polvo, servicio nocturno de recepción, zonas comunes preparadas para la cocina y el ocio, con disponibilidad de antena parabólica, áreas deportivas. Estos son sólo algunos ejemplos de lo que se debe encontrar en ese espacio mínimo de 8.000 metros cuadrados. Acompáñennos en un rápido recorrido de norte a sur, comenzando por donde el Cantábrico marca terreno con su oleaje espumoso, allá donde se une con el Atlántico encontramos los campings de Oleiros y O Raso o el de Barreiros próximo a la impresionante playa de las Catedrales.
En el Sur encontramos instalaciones como las de El Molino, en la costa entre Baiona y A Guarda, muy cerca también el de Oia, enclaves naturales perfectos para asentar nuestros bártulos imprescindibles y olvidar durante unos días que dependemos de la tecnología. Pero no sólo hay campings de litoral, también los hay fluviales, como los de Arenteiro o Allariz, donde el sonido del agua dulce bajando por los regatos es un seguro relax. También podemos aislarnos de todo y todos en un camping como el de las Cíes, en pleno parque Nacional de las Islas Atlánticas, un privilegio natural del que disfrutamos en Galicia.
Naturaleza, descanso, tranquilidad y solidaridad, no olviden algunas de las reglas básicas de los campistas que se basan en compartir lo que se tiene, sea una lata de comida o una experiencia. Cada jornada en un camping es un aprendizaje sobre la naturaleza, los demás e, incluso, sobre nosotros mismos.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook