Mapa de recursos


La Aldea Abandonada

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde el monte de O Castro o desde el Cobelo se aprecian los diferentes espacios que pueden disfrutar quienes amen los entornos naturales y viajen hasta este valle da Limia

El Limia es río con leyenda, que atravesaba la Vía XVIII... Cuentan que fue el valiente Marco Vinicio el primero en atravesar su niebla y romper el maleficio de las hadas malignas en el que sus legionarios creían...

 
... Marco, legado de Roma, cruzó el río del misterio y fue llamando por su nombre, uno a uno, a sus hombres... La leyenda se hizo niebla, solo niebla ocultando el sol de otoño...
Buscaremos la sombra de los amieiros en las orillas del río que da nombre a esta comarca, en donde tan solo el murmullo del agua rompe el silencio. Otro río, más pequeño y bullicioso, el Lameiras, nos descubrirá los viejos molinos de Outeiro y nos invitará a subir hasta la falda del monte, para penetrar en las fragas... Aquí reinan el carballo y el castiñeiro, que ya nos regaló su fruto de otoño y comienza a desnudarse como cada invierno. Y si bajamos al llano, siguiendo el curso de este río Lameiras, aún podremos hallar algún pequeño humedal... Aquí, en Vilar de Santos, le dicen as “Pozas da Lagoa”... Y hay quien es capaz de descubrir el nido de la gallina acuática, de los patos y de otras aves que volaron sobre las aguas cuando esta tierra permanecía sumergida bajo la laguna de Antela. Recuperar los humedales es ahora objetivo de la UNESCO. Un objetivo que, de cumplirse, dará vida de nuevo a esta tierra que, a pesar del tiempo que pasó desde la desecación de aquella bella laguna, permanece muerta. Muerta parece también Sáa, la vieja aldea a la que dieron nombre, tal vez, las viejas tribus germánicas... Sáa fue también capital de este municipio y es un símbolo más de la emigración que sufrió Galicia a principios del siglo XX. Pero Sáa está en la memoria de los habitantes de Vilar de Santos y muy pronto recuperará su antiguo esplendor: el Ayuntamiento está a punto de recuperar sus casas, sus calles y sus caminos... Será un lugar paradisíaco, que resplandecerá de nuevo cada amanecer, gracias a un gran proyecto de Turismo Rural.
Es una mirada al pasado, para vivir el presente...
... Un nuevo espacio para reemprender el camino...
Así, haciendo memoria, ¡Volveremos a la Tierra!.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook