Mapa de recursos


Paisajes Próximos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

A pesar de ser un municipio netamente industrial, existen espacios verdes y parajes próximos que no podemos pasar por alto en nuestra visita a O Porriño

Lo podemos hacer a pie, si entramos por el camino portugués a Santiago, que nos lleva por el puente de Orbenlle y a nos encontraremos con alguna capilla como la de la virgen de la Guía y la de las Angustias.

 
A pesar de que el medioambiente se ha visto seriamente perjudicado a lo largo de los años a costa del desarrollo industrial, que es la base de la economía porriñesa, ya se están dando importante pasos para el cuidado y la regeneración de los más importantes espacios naturales.
El más representativo es el de las Gándaras de Budiño, una zona húmeda situada en las orillas del río Louro, de la que buena parte está ya protegida dentro de la Red natura 2000 por su importancia ecológica. Están situadas entre Porriño, Salceda y Tui, y forman una de las tres zonas húmedas más importantes de Galicia, por ello en 1999 la Consellería de Medio Ambiente incluyó casi 1000 hectáreas de esta área en la red Natura 2000, pero en los últimos años, la industria y las comunicaciones las redujeron en un 25%.
Dentro de este programa de recuperación y regeneración se ha puesto en marcha una ruta de unos 8 kilómetros que recorrerá en poco más de 2 horas esta zona de enorme valor ecológico, formada por barreras, que eran las antiguas minas caolín abandonadas, lagunas permanentes como la de Budiño, Fial y Centenas, o charcas estacionales. De hecho aquí se encuentra el último refugio de tortuga europea y conviven más de 200 especies de aves. Existe también vegetación difícil de encontrar en otros lugares, como las orballiñas, aparte de la típica de la zona que forman los salgueiros, amieiros y carballos.
El río Louro va serpenteando entre las piedras que marcan el paisaje, la escarpada sierra do Galiñeiro, que sirve de barrera natural a las brisas marinas, el Penedo Corucho y el Faro Budiño, que, junto con las Gándaras, forma el referente de espacio natural en O Porriño.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook