Mapa de recursos


Con sabor a Ría

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El río Sor es quien provoca el origen de la hermosa bahía de O Barqueiro

El río Sor, que en casi la totalidad de su recorrido sirve de límite entre los municipios de Mañón y O Vicedo, origina la ría de O Barqueiro, de gran belleza paisajística y hacia el interior el estuario del Sor es un espacio natural de singulares características ecológicas.

 
Nos habíamos quedado en los valles de O Vicedo, y es desde aquí, desde donde partiremos buscando las aguas del Sor. La sierra de A Faladoira nos ofrece las mejores vistas de esta costa norte. La llaman así por el eco que se produce entre algunas de sus zonas más altas. Esta sierra misteriosa, de cimas gastadas, y horizontes difuminados guarda numerosas leyendas, se dice que el rey suevo Remismundo enterró viva a su mujer Hidelfrida en castigo a sus infidelidades, y son esos lamentos de la esposa los que resuenan a lo largo de las montañas de a Faladoira. Es este lugar mágico también para historias reales. Aquí, en la parroquia de As Grañas, nació el famoso bandolero Mamede Casanova, conocido como "O Toribio", que se hizo tan famoso que hasta Valle Inclán o Emilia Pardo Bazán lo utilizaron como personaje de sus novelas, y sus asaltos eran relatados en los cantares de los ciegos que se repartían por las ferias de Galicia a principios del siglo XX.
Aquí, en este mítico lugar, donde hoy solo encontramos belleza, nace el Sor, que sirve, en casi todo su recorrido de límite entre los municipios de Mañón y O Viñedo. Y en el final de su viaje también lo es de Lugo y A Coruña. En su desembocadura tres puentes lo salvan, el de hierro fue el primero en construirse en 1901 y unió finalmente las villas de O Barqueiro y o Vicedo. Desde 1997 este estuario se declaró zona provisionalmente protegida.
O Vicedo se enfrenta con O Barqueiro, formando la ría que nos lleva al cantábrico. Porque acabamos de pasar la Estaca de Bares, que es la frontera del mar, donde Atlántico y Cantábrico encuentran su fin y su principio. Es una ruta para perder horas en ella, lentamente, dejándonos llevar por los impulsos, y regalándonos sensaciones con sabor a ría.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook