Mapa de recursos


El Viaducto do Eixo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Estamos en Santiago de Compostela, en Aríns, junto a uno de los viaductos sobre los que pasará nuestro AVE.

Hace unas semanas conocíamos que el ministro de Fomento, José Blanco, modificaba su trazado en el tramo Ourense-Lubián. Un cambio, que según Blanco permitirá, entre otras cosas, obtener un AVE de verdad que alcance los 300 kilómetros por hora.

 
El lucense José Blanco, ministro de Fomento en la reciente remodelación del gobierno de España, ha tomado su primera gran decisión sobre las infraestructuras gallegas. Como cabía suponer, ha ordenado cambiar algo mas del sesenta por ciento del trazado del AVE entre Lubián y Ourense, con el objeto de elevar la velocidad de los 200 hasta mas de 300 kilómetros hora, vieja reivindicación de todos los estamentos sociales gallegos.
Aunque suponga un retraso en la realización de la mayor infraestructura ferroviaria gallega de la era moderna, supondrá su equiparación a otras líneas de alta velocidad española, como la Madrid-Sevilla o Madrid-Barcelona.
La previsión es que estos tramos revisados se contraten en el 2.010, pero antes de finalizar este año se contratarán otros seis del mismo trazado. Aunque este es, según los técnicos, el tramo más difícil del AVE gallego, no es el único que presenta problemas de ejecución y de explotación. La orografía gallega complica mucho más que en ninguna otra autonomía española la construcción de sus infraestructuras.
En Galicia hay empresas y técnicos altamente cualificados para la construcción de obra pública, como lo demuestran los viaductos del AVE. Hace unos días finalizaban las obras de construcción de uno de los grandes puentes del tramo de vía para el AVE, Ourense-Santiago. No es ni el mas largo ni el mas alto de cuantos se están construyendo, pero si el mas singular, precisamente por la complejidad de la construcción, especialmente la del arco central.
Este viaducto permitirá al AVE salvar el valle de Aríns, en Boqueixón. Es uno de los 21 que acortarán el trayecto de la alta velocidad entre Santiago y Ourense. Mide 1.224 metros y se asienta en un total de 25 pilares, que van desde los 8,5 metros de altura hasta los 82 metros, lo que significa una altitud mayor que la Catedral de Santiago.
La complejidad de la obra está en el arco ojival central, que se levantó mediante un proceso de abatimiento de los dos semi - arcos, construidos casi en paralelo a las pilas para posteriormente adoptar la posición final. El arco es el único punto donde el tablero va anclado a las pilas y tiene la función de absorber las cargas de frenado y, sobre todo, las derivadas de las dilataciones de la plataforma. Esta obra tan compleja fue realizada por la empresa compostelana ?Estructuras? , que pertenece al grupo ?Puentes y Calzadas? , una de las mas importantes de Europa en la construcción de viaductos.
Este es solo uno de los muchos ejemplos que podíamos ofrecerles de las dificultades que ofrece la orografía gallega para la ejecución de sus infraestructuras. Pero no hay nada insuperable.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook