Mapa de recursos


Los Vigilantes del Asfalto

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Son las tres de la tarde y nos disponemos a acompañar a una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico.

Uno de los principales logros de la Galicia del siglo XXI ha sido la disminución de los accidentes de tráfico, pese a que estos, aún siguen siendo una de las causas de mayor mortandad del País.

 
En la disminución de los accidentes de tráfico tienen mucho que ver la mejora de las infraestructuras y el buen trabajo de la Guardia Civil. Galicia, hace poco tiempo, era uno de los territorios con más accidentes de Europa. Las viejas corredoiras, aunque asfaltadas, no eran precisamente circuitos automovilísticos aptos para las altas velocidades; y la mezcla, juventud, fiesta y alcohol, resultaba y aún resulta, muy explosiva, para conducir.
Las autopistas y autovías, por un lado y la esencial mejora de todas las carreteras provinciales y locales, han contribuido a disminuir el número de accidentes automovilísticos en todo el País. Pero la siniestralidad en carretera aún es una de las mayores preocupaciones de los ciudadanos gallegos cada fin de semana.
Las nuevas infraestructuras, decíamos, han reducido el número de víctimas en nuestras carreteras sensiblemente, pero también tiene mucho que ver la extraordinaria labor que desarrolla la Guardia Civil de Tráfico, sobre todo desde que entró en vigor la reforma del Código Penal en los aspectos que se refieren a la seguridad vial, que permite a los agentes utilizar algunos métodos muy efectivos. Ya la mera presencia de la Guardia Civil de Tráfico en nuestras carreteras consigue que reduzcamos velocidad y serenemos nuestra conducción. Pero los agentes cuentan hoy con medios de alta tecnología para detectar todo tipo de infracciones, sobre todo si son graves.
Los ?Vigilantes del Asfalto? son los que mas contribuyen a nuestra seguridad y hoy, Desde Galicia Para El Mundo, se nos ha ocurrido acompañarles para mostrarles su trabajo, sobre todo aquel que menos se nota. Los agentes de la guardia civil tienen fichados a los conductores considerados temerarios. Conocen su identidad, su vehículo y su domicilio. Y los vigilan para evitar que pongan en peligro no solo su vida, sino también la de los demás. De esta manera, los agentes de la Guardia Civil de Tráfico se convierten en la sombra de quienes acumulan tres o mas sanciones graves, utilizando vehículos camuflados.
Se sigue especialmente a los infractores multirreincidentes, sobre todo a aquellos que fueron sancionados ya por conducir sin carnet, a altas velocidades, ebrios, etc., poniendo en peligro, como decíamos, la vida de los demás automovilistas. En Galicia la Guardia Civil tiene en la lista negra de infractores graves a medio centenar de conductores. Fueron fichados en controles rutinarios o durante las campañas de seguridad vial que se llevan a cabo periódicamente. Los medios informáticos les permiten conocer a cada uno de los conductores que, en sus respectivas áreas de trabajo, van más allá de la frontera de lo que, aun siendo sancionable, ya no es permisible.
Por eso la Guardia Civil de Tráfico ha diseñado un plan de seguimiento específico para los conductores que responden a ese perfil. Cada trayecto que hace el infractor en su coche es vigilado muy de cerca por un vehículo camuflado de la Agrupación.
"Hacemos un seguimiento de cada movimiento, desde que el conductor sale del domicilio o de su trabajo. Vemos a dónde se desplaza, cómo y cuándo para, en muchos casos, procurar apartarlo de las incidencias de la seguridad vial", afirma el jefe de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico de Galicia, el teniente coronel José Luis Ulla.
Este plan de seguimiento ha permitido interceptar a decenas de infractores gallegos con el carné retirado en más de una ocasión, con tasas de alcohol elevadas o con velocidades excesivas.` Según apunta Ulla, esta vigilancia a los multirreincidentes ha propiciado casos como el de Francisco B., interceptado hasta en nueve ocasiones por conducir ebrio pese a haberle sido retirado el carné en otras tantas ocasiones. Tras haber sido procesado en varios juzgados de las ciudades de A Coruña, Ferrol, Lugo y Pontevedra, Francisco B. fue finalmente condenado a prisión por la acumulación de condenas.
Controles rutinarios, pero también especiales. Los conductores multirreincidentes están en el punto de mira de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico. La vigilancia a los "kamikazes" al volante, reforzada tras la entrada en vigor del Código Penal en diciembre de 2007, ha sacado a la luz a decenas de gallegos que conducen, pese a haberle sido retirado el carné en varias ocasiones.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook