Mapa de recursos


La Casa de Cunqueiro

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Mondoñedo, la tierra de Cunqueiro, tiene alma literaria.

Desde Galicia para el Mundo vamos ahora hasta Mondoñedo para recorrer la villa de la mano de Alvaro Cunqueiro y para conocer mejor al más grande de los fabuladores gallegos de todos los tiempos.

 
"Mondoñedo, ciudad donde nació Cunqueiro, rica en pan, en aguas y en latín"?
Esta es la inscripción que figura en una placa de la Fonte Vella y resume lo que fue y es esta antigua capital del Reino de Galicia. Su importancia medieval bien se aprecia en algunos edificios de su casco histórico y en su magnífica catedral, a la que contempla el gran Cunqueiro desde lo alto de la plaza. Así pues, Cunqueiro es para Mondoñedo tan importante como el pan, el agua o el latín, que es tanto como decir, como su conjunto monumental y su pasado cultural.
Si usted visita Mondoñedo quedará asombrado por la portada románica, el rosetón gótico y las torres barrocas de la Catedral. Por el Seminario y su biblioteca; y por el Museo de Arte Sacro. Y por lo que le contarán los mindonienses del más grande fabulador gallego, Alvaro Cunqueiro. En Febrero se cumplieron 28 años de su muerte y en su memoria hubo hasta ofrenda floral ante su tumba.
La casa de Carmiña, su hermana, en la que Cunqueiro escribió algunas de sus obras mas emblemáticas, como "Merlín y familia y otras historias", aún no es su museo. Lo había deseado y prometido el ex ministro gallego de cultura, Cesar Antonio Molina, que no pudo llevar a cabo este proyecto, vieja ambición de los mindonienses y un honor merecido por uno de los más ilustres personajes de las letras gallegas contemporáneas. El ex ministro Molina, sustituido en la última remodelación del gobierno de España por Ángeles González Sinde, quería destinar el edificio a casa-museo del escritor.
El inmueble mira desde la fachada delantera a la catedral mindoniense y desde la parte de atrás al Bosque da Silva. Tiene huerta y espacio suficiente para el destino que se pide. Es propiedad privada y dejaría de serlo por 600 mil euros, que es la cantidad que pidió el actual propietario al Ministerio de Cultura español, que estaba dispuesto a pagar la mitad.
Según se cuenta en Mondoñedo, el actual propietario de la Casa de Carmiña, como se le conoce actualmente en la villa, ofreció al ministro Cesar Antonio Molina ceder el edificio por un período de cien años, si la administración se hacia cargo de las obras necesarias para adecuarlo para el turismo y como museo, a cuyo frente estaría él mismo. Aquella propuesta no era viable y se le ofreció el canje por otro edificio en la misma zona., que tampoco aceptó el actual propietario, a pesar de estar valorado en 480 mil euros.
Desde su estatua de bronce, obra del escultor Pacheco, ubicada en la cercanía de la que hoy por hoy es la Casa de Carmiña, Cunqueiro sigue contemplando la Catedral, riéndose con las gracias del nuevo Merlín, escuchando las noticias que le llevan los taxistas y soportando la casi diaria sesión fotográfica con los turistas?Sería una pena que la ministra González Sinde no retomase el proyectado sueño del, ahora, otra vez escritor, Cesar Antonio Molina.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook