Mapa de recursos


Los Altos Parques Urbanos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Nos disponemos a pasear hoy por los dos parques naturales que ofrecen los mejores miradores de Vigo, el monte de A Guía y el parque de O Castro.

El Monte de la Guía tiene todo lo necesario para convertirse en un parque, por no decir bosque, espectacular. Pero aún no lo es, necesita una remodelación, un cuidado para que todos los vigueses se puedan animar a caminarlo y respirarlo.

 
Está en marcha el Plan especial de la Guía que quiere convertirlo en el auténtico pulmón de Vigo y auténtico tesoro botánico. Otras partes del proyecto causan más polémica como el pequeño puerto deportivo. En breve apreciaremos los resultados definitivos. 200.000 metros cuadrados de árboles ornamentales, una carballeira centenaria, cipreses, cedros, abetos, álamos. La espiritualidad no sólo se nos antojó a nosotros, en su subida hay un via crucix que se recorre la noche del viernes santo. Algo parecido le debió ocurrir, comprensiblemente, al arquitecto vigués Antonio Palacios que soñó contruir en el monte una Sagrada Familia. A su falta hay un templo a la Virgen de las Nieves que gana grandeza arquitéctonica por dominar la ría y la belleza natural desde su alta posición. Antes de irnos de este hermoso monte camino al parque de O Castro recordamos que muchos grupos astrológicos se acercan aquí a contemplar las estrellas, como teatro inmejorable.
Estamos ahora a 149 metros del mar, y en pleno centro de Vigo al lado de la Plaza de España,aunque quizás no lo parezca. En nuestra plácida subida a este otro parque hemos dejado atrás el conservatorio de Vigo. En este caso nos encontramos palmeras, mimosas, castaños de indias, magnolias, pinos, plátanos. Es decir este es el segundo ejemplo de cómo mejorar la calidad de vida de los vigueses, de cómo acercarlos a la naturaleza. Desde este parque además de contemplar esta belleza natural vemos toda la ría desde Cíes hasta el Puente de Rande. A cualquiera le apetecería airearse y tomarse un café aquí. Y no digamos el afortunado que pueda disfrutar de unos mariscos en el restaurante el Castillo. El nombre se debe a que encima de este parque quedan unos restos del castillo de San Sebastian de mediados del siglo XVII. Y el nombre del parque se debe a que hay un importante yacimiento castreño de los siglos III y II d.c.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook