Mapa de recursos


El Miño y el Sil engrandecen el Paisaje de Nogueira de Ramuín.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Ribeira Sacra debe su belleza y su historia al Miño y al Sil.

De los “mil ríos” contados por el gran Cunqueiro hay dos que engrandecen el paisaje de este País, porque surcan caprichosamente el espacio mas bello, creando en el territorio lugares únicos de belleza ilimitada.

 
Por eso son la fuente en la que bebieron nuestros más grandes poetas, como el inolvidable Manoel María, trovador de este paisaje de vino y agua que conocemos por Ribeira Sagrada. Los dos ríos confluyen en Os Peares como queriendo rendir tributo a la singularidad de este pueblo. El Miño guarda la fama y el Sil lleva el agua. Pero lo cierto es que ambos son navegables y ver la tierra desde el catamarán que los surca es un gran placer de la primavera florecida.
Aunque Sil y Miño son los protagonistas principales de tanta belleza, en la Ribeira Sagrada se produce el espectáculo estos días que provocan las cepas de los tintos mencía y de los ?amandis? , cuando reverdecen entre los viejos cenobios e iglesias románicas tan antiguas como los soutos de las laderas. El paisaje de la Ribeira Sagrada, en Nogueira de Ramuín, es la gran obra de la artesanía natural de Galicia y sin duda supone uno de los espacios más atractivos de Europa. Porque además de estos valores, hay que saber leer el paisaje en los espejos del agua, donde se bañan cientos de especies arbóreas diferentes y rocas multiformes nacidas de los cataclismos geológicos que provocaron estos cañones de ilimitada hermosura. He aquí el gran valor turístico que Lugo y Ourense comparten y que todos queremos ver pronto convertido en Patrimonio de la Humanidad. Navegando por el Miño el tiempo se detiene, sobre todo allá donde forma el caprichoso Meandro de A Cova Sil arriba el río sigue encajonado en su trayecto para impresionarnos entre embalse y embalse. Ambos ríos cantan estos días su canción de primavera porque la Ribeira Sacra se ha puesto su traje policromático mas bello. Por eso el agua se detiene por momentos, para que disfrutemos mas de estos lugares de ensueño, por donde que vagan espíritus romanos y de eremitas santos. Con ellos brindaremos para que esta Ribeira Sagrada mantenga vivos los valores naturales que esconden una interesante parte de nuestra historia.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook