Mapa de recursos


Pescadores de Lampreas

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para El Mundo les invitamos a vivir el espectáculo de la pesca de la lamprea.

La lamprea lleva más de 500 años paseando por nuestros ríos, y es, junto con la angula una de las mayores riquezas que poseemos, de hecho ya solo existe en Galicia y ha desaparecido del resto de la península

 
Si la historia y la leyenda persiguen al Miño durante su curso, todos sus valores naturales se concentran al final de su vida, cuando se entrega al Atlántico, entre la portuguesa Camiña y A Guarda. Su estuario conforma un espacio natural protegido de 4.000 hectáreas, que supone uno de los humedales más interesantes de toda la península Ibérica. Por sus islas. Por su flora y fauna. Por la corriente dulce de su afluente principal, el río Tamuxe. Por sus playas fluviales de arena fina. Y por el grandioso espectáculo de la Boca, que nos muestra un voraz Atlántico que se traga al río. Este es un lugar fulgurante, el preferido por cormoranes, garzas reales, gacelas, ánades y avefrías, entre otras especies de aves.
Es el refugio de la angula y la lamprea, la diosa del río, un ser ancestral de origen mas antiguo que los dinosaurios, con mas de cuatrocientos años de historia, cuando el planeta lo poblaban seres nacidos del horror de los horrores. Pero tiene la lamprea actualmente muchos devotos, herederos del gusto de los dioses del Olimpo y de los emperadores de Roma, que la alimentaba, en sus viveros, arrojándoles esclavos rebeldes.Y es que la lamprea es un vampiro acuático, es hemátofaga y protagonista de mil cuentos y leyendas. Decía Torrente Ballester que las de Baralla, las del Navia, eran mejores en tanto se ahogara en el río más gente. La lamprea remonta cada año el Miño, por este estuario magnífico, para seguir su rito de vida y muerte, que su existencia termina de uno u otro modo: muere una vez que desova, o a manos de la experta cocinera. La lamprea, como decíamos, es, junto con la angula, -cuya temporada ya ha finalizado-, la gran riqueza del Miño entre el principio del invierno y hasta bien avanzada la primavera, cuando el cuco canta el final de cada ciclo.
Subimos a bordo de una lancha lampreeira para presenciar el espectáculo de la pesca, que este año genera un gran conflicto de intereses. Porque hay demasiadas lampreas en el río y se capturan muchas mas de las que se debieran, entre las islas de Tabagón y la desembocadura del Miño. La abundancia viene dada por el invierno mas lluvioso de los últimos años, que aumentó el caudal del río. El exceso de capturas se debe, especialmente, a la falta de regulación de este tipo de pesca de la que viven unas doscientas familias entre Tui y A Guarda. Todos faenan ya en el estuario y las lampreas no suben el río. Los pescadores mas sensatos dicen que se está esquilmando el río y depreciando el producto. Por eso demandan que se controle la actividad pesquera en este tramo internacional del Miño. Afirman que hay pescadores de que hacen jornadas maratonianas para rentabilizar la actividad y como consecuencia de ello la oferta supera a la demanda. Se capturan veinte ejemplares por día y barco. Los precios varían entre los 5 y los 20 euros, dependiendo del tamaño y de la zona en la que se pesca. Pero no hay restaurante que no rentabilice cada pieza hasta los 55 euros.
La asociación de pescadores que preside Samuel Martínez no solo reconoce que esta intensidad de la pesca daña a la lamprea, porque limita su capacidad de remontar el río, sino que es mala para el sector porque su prioridad es asegurar el futuro del Miño. Por eso piden la implicación de la administración gallega, para que se limite el número de capturas, como se viene haciendo en la otra orilla, en Portugal, en donde la lamprea se vende exclusivamente en la lonja y en donde se incautan los excesos de cupo. Aunque hay quien dice que esos excesos terminan llegando al mercado gallego.
De cualquier modo, por esta temporada aproveche ya este fin de semana para comer lamprea? El cuco está próximo a cantar el final de un nuevo ciclo.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook