Mapa de recursos


Monfero, la Paz Monacal

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Nuestro destino de esta semana es Monfero, uno de los más bellos municipios de la Galicia interior.

De hecho la belleza de su paisaje es su principal atractivo. Pero entre prados y frondosos bosques Monfero esconde joyas históricas como el Monasterio cisterciense que lleva su nombre.

 
Desde Pontedeume y siguiendo la carretera autonómica 152 llegaremos mas fácil a Monfero, donde encontraremos la paz monacal que buscamos. Porque su vida y su cruz giró siempre en torno a este cenobio cisterciense, el mas importante del norte de Galicia y que está a punto de volver a la vida.
El Monasterio de Monfero
es uno de los grandes monumentos religiosos de Galicia. Para empezar, posee una iglesia con fachada barroca, que terminó de construirse en el año 1656. La fachada es única por el ajedrezado de sus sillares, en los que se alterna la pizarra y el granito. Cuatro enormes columnas y dos pilastras con capiteles corintios se elevan hasta la cornisa superior. Los muros laterales están adornados también con pilastras que sustentan una cornisa que recorre toda la iglesia. En el encuentro de la nave principal con la del crucero se alza una gran bóveda octogonal de gran perfección de estilo y trazado. En el fondo del brazo norte del crucero está el retablo pétreo de la Virgen de la Cela, a la que se atribuyen infinidad de milagros. Según las tradiciones populares, se apareció la Virgen de la Cela en un monte próximo, donde brotó una fuente.
Especial atención merecen los sepulcros, porque aquí yace la saga de los Andrade, señores de Pontedeume y personajes de gran relevancia en la historia de Galicia. En el fondo de la nave está el de Nuño Freire de Andrade ?El Malo? , uno de los señores más importantes de toda la comarca durante el Siglo XV. El sepulcro es gótico, anterior a la iglesia, y representa al caballero con casco, armadura y espada, apoyando los pies en él un pequeño jabalí. Cerca del anterior está el de su hijo, Pedro Fernández de Andrade, cuarto señor de Pontedeume, que murió en 1435. La figura del caballero aparece también armado. Dos ángeles recitan sus preces sobre el almohadón y dos perros se tienden junto a sus pies. A continuación del sepulcro anterior podemos ver el de Fernán Pérez de Andrade, ?El Bueno? , fallecido en 1470. La figura del caballero se halla a nivel del pavimento sin apenas elementos ornamentales. También a ras del suelo y de parecido estilo es el sepulcro de Diego de Andrade, que dejó de existir en 1492.
El monasterio atrae a Monfero a mucho turismo y por ello va a ser reconvertido en hotel monumento, al igual que ocurriera con el de San Estebo de Ribas de Sil, en la Ribeira Sacra o el de San Clodio, en el Ribeiro. Muy pronto será un nuevo Parador de Turismo.
En torno a este monasterio creció Monfero como villa y capital de un municipio que habitan dos mil quinientas personas. La mayor parte de ellas vive de la ganadería y la agricultura, y de la explotación de la madera, que no hay que olvidar que este ayuntamiento se asienta en los límites de las provincias de A Coruña y Lugo, al pié de A Serra da Loba. Fue castigado por la emigración, en la primera mitad del siglo XX y esto lo saben muy bien quienes nos ven desde el cono sur americano, en donde aún quedan unos 1.800 de aquellos emigrantes que dejaron estas tierras para buscar una vida mejor. Posiblemente hoy no emprenderían aquella aventura en busca de fortuna, porque afortunados son los que tienen la dicha de vivir en este extraordinario jardín, donde aún prevalecen por encima de todo los valores naturales.
El agua de los ríos menores, como el curiosamente llamado Frai Bermuz, es quien dibuja los paisajes: valles singulares en donde los frondosos bosques alternan con las pequeñas aldeas que un día dejaron los emigrantes y en las que hoy hay mas de un establecimiento dedicado al turismo rural, como las casas de ?Graña da Acea? , ?Lourán? o ?Don Bernardo? .
Monfero no tiene un centro urbano definido. La capitalidad del municipio se ubica en el lugar de Reboredo, pero cada una de sus siete parroquias tiene diferentes encantos. Y sus personajes. Por ejemplo, el párroco de Gestoso, un cura poco común que celebra el carnaval en la iglesia, organiza caravanas de mujeres para que aumente la natalidad y enseña a los niños la doctrina católica utilizando curiosos métodos informáticos. Además, Monfero es la puerta de entrada de las Fragas del Eume.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook