Mapa de recursos


Monterrei: el Valle Fértil

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El valle de Monterrei no solo es fértil, sino también uno de los mas productivos de la provincia ourensana en él que se nota un alto desarrollo agrícola sostenido.

El Castillo vigila el Valle Fértil, desde lo alto de la colina mientras la villa medieval, amurallada, se extiende por la ladera.

 
Monterrei es un municipio del suroeste ourensano que abarca 11 parroquias. Verín y Monterrei forman una perfecta simbiosis en sus naturales fronteras, que marca el río Támega.
Su clima, inviernos suaves y veranos cálidos, con pocas lluvias, permite, en la parte llana, con una altitud de 400 metros, el cultivo de vinos de excelente calidad. La transformación y mejora de estos cultivos ha merecido la denominación de origen y esto ha contribuido a aumentar la producción y a la instalación de bodegas como Terra de Gargalo, propiedad del diseñador Roberto Verino, Ribera del Támega, Lobazán, Valdevellos, ... entre otras marcas. Los vinos de Monterrei están hoy presentes en los principales mercados españoles. En este valle fértil, además, se cultivan cereales, productos hortícolas muy variados y tiene fama la fruta de sus árboles. La carne de vacuno es la estrella del sector primario: modernas granjas y explotaciones mejoran la calidad del ganado con excelente aceptación en los mercados foráneos. Por otra parte, más de 5.000 hectáreas de montes en mano común repoblados principalmente con pinos, han revitalizado el sector maderero, otra fuente de riqueza de este municipio.
Como consecuencia del auge que los grandes modistos y diseñadores ourensanos han cobrado en los mercados internacionales, surgieron en Monterrei pequeños talleres de confección, que abastecen a las grandes firmas de moda gallega. Asimismo, creció el sector de la construcción, en buena medida como consecuencia del retorno de quienes un día partieron desde estas tierras hacia América y hacia Centroeuropa a mediados del siglo pasado. Y sobre todo creció el sector servicios, con la instalación de prestigiosos restaurantes y numerosos hoteles, entre otros, el Parador Nacional de Turismo. Un sector, este de la hostelería, que tiene su base en el Turismo Cultural.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook