Mapa de recursos


La Nueva Primavera

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Despedimos este invierno que superó las expectativas de lluvia y recibimos la primavera.

Este fin de semana renace la primavera para ponerle un nuevo traje multicolor a la Tierra. Nosotros les proponemos hacer turismo para disfrutar de la mas amplia y variada gastronomía en el trayecto de la montaña al mar.

 
Ciclones, borrascas, temporales de agua y nieve, las mas bajas temperaturas que se recuerdan. Este ha sido el invierno más crudo de los últimos 25 años. Para Galicia y para toda Europa. Hoy le decimos adiós porque la primavera renace este fin de semana para ponerle un nuevo traje multicolor a la Tierra. La montaña se viste de flor silvestre, el mar rescata la calma y el río brilla sobre el lecho del valle reverdecido. Pasó el entroido, pero quedan muchos días de fiesta en esta primavera que nos ha devuelto el sol. Estamos en tiempo de disfrutar de la naturaleza, haciendo turismo rural, De la buena gastronomía, conociendo nuevas propuestas. Y de las mas bellas rías, que nos invitan a navegar sin riesgos.
Subamos pues a la montaña, donde la nieve se ha derretido para que el arco iris tiña el paisaje. La primavera saluda al corzo que huye del lobo hambriento. Aquí encontraremos el principio y el fin de lo que hace unos días nos parecía inalcanzable. Nos acoge en la aldea la vieja casa recuperada, desde la que se admira como brota la vida en la sierra, mientras probamos los sabores magníficos que salen de la cocina de la abuela. Pisamos la Galicia mas alta, la que deja en sus laderas el bosque fantástico, para destacar el color violado del brezo y el amarillo del toxo, sobre un sin fin de flores silvestres que nacen libres en lo alto de la cumbre. Ahí están, ya a nuestro alcance, el Courel del Piapáxaro; los inhóspitos picos de Trevinca; los Ancares de nuestra historia; y la renacida Serra de Queixa, conManzaneda conquistada. Descendemos por entre soutos y fragas de ladera, saltando como el agua que busca el río. Porque hay mas aldeas donde elegir una nueva casa, próxima al valle y al pié del camino. Nos emociona también esta primavera de sol que hace brillar el agua clara, por eso buscamos la danza del río en la fervenza.
El río tiene una diosa que fue manjar de emperadores, la lamprea. Lo remonta cada invierno para seguir el ancestral rito de la vida y de la muerte. Preparada por las sabias cocineras de Arbo, que le dedica su primaveral fiesta, la lamprea sabe a gloria. Es primavera y los ríos nos invitan a pescar y a disfrutar de lo que pescamos. La trucha, el salmón. Claro que los ríos gallegos buscan el mar para crear hermosas bahías, por donde navegan barcos escoltados por gaviotas. Junto a ellos, podemos también nosotros navegar disfrutando de este día de calma, en el que hechiza el brillo de la luz sobre el agua. Luego, en el bar del puerto, viviremos el ambiente marinero de Galicia, mientras nos cautiva el sabor de sus pescados y de sus mariscos. Finalmente, pasearemos por este entorno magnífico y nos perderemos en la contemplación de una tarde de esta primavera renacida.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook