Mapa de recursos


Regreso al Rural

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Hay muchas causas por las que la vieja aldea abandonada vuelve a la vida.

Casi cinco mil familias han elegido una nueva vida en el campo apoyándose en las ayudas oficiales, para lo que se dieron de alta como trabajadores del sector agropecuario o pusieron en marcha algún tipo de proyecto empresarial, como pequeños geriátricos, industrias agroalimentarias o establecimientos hosteleros.

 
Primero fue hacia el extranjero, durante el siglo XX la población rural gallega protagonizó el mayor éxodo de nuestra historia. Pero en los últimos 20 años la inmigración interna hacia los núcleos urbanos desestabilizó la estructura demográfica del medio rural, con una población envejecida y escasa. Las cifras no dejan de subir. A principios de año eran casi 1600 núcleos despoblados, un número que no ha dejado de aumentar desde el año 2000. La cantidad de pueblos abandonados en Galicia aumenta en una media de 30 por año que se quedan deshabitados. Por ello La Consellería de medio Rural intenta frenan el despoblamiento para conseguir un rural sólido en este siglo XXI. El Programa de Desenvolvemento Rural de Galicia 2007-2013 se mueve en tres vías: reforzar la base productiva agroalimentaria y forestal utilizando recursos que están abandonados; facilitar la incorporación de los jóvenes mediante la creación de nuevas actividades generadoras de empleo, y mejorar la calidad de vidaque Consellería de Vivenda junto a la de medio rural está realizando un inventario de los núcleos de Galicia para conocer el número de viviendas y los servicios que hay en cada uno de ellos, como saneamiento o comunicaciones. Este es uno de los principales problemas con los que se encuentra quien busca posibilidades para volver al rural.
La inmobiliaria Galicia Paradise lleva desde el año 2003 vendiendo casas abandonadas en el rural gallego. Todo surgió a raiz de un reportaje en la BBC sobre la Ribeira Sacra, los ingleses empezaron a mostrar interés por esta zona y ellos decidieron que era un buen mercado. Guiaron su oferta inmobiliaria hacia el sector británico, aunque también son holandeses, alemanes o madrileños sus principales compradores. Su clientela se asombra de que se dejen abandonadas casas de piedra en lugares privilegiados, y la gente prefiera comprar un piso en la ciudad, porque a ellos les gusta todo de nuestros pueblos. Pero no se alarmen, las comunas alemanas o inglesas que se dan en otras partes de España están lejos de formarse aquí, nuestros nuevos vecinos lo tiene muy claro. Ese fue el caso de Sue y Keith Stephens, un matrimonio londinense que cambió el stress de la city por la albufera valenciana. El problema era que se movían mucho entre ingleses y que el tiempo no iba todo lo despacio que ellos querían. A través de Internet se enamoraron de Galicia y llegaron hasta Antas de Ulla, que es rural, tranquilo, pero con servicios y bien comunicado lo que les permite ir a su lugar preferido, Santiago y sobre todo hacer algo que les apasiona, ir a las fiestas gastronómicas. La vuelta al rural empieza a ser una realidad, algunos pueblos se han desperezado de años de letargo gracias a la paciencia y la pasión de muchos.
La aldea de Lamacido, en Ortigueira fue uno de los primeros ejemplos. Pedro quería salir de la ciudad y tras una larga búsqueda encontró un núcleo de cinco casas que rehabilitaron y ahora las dedica a turismo rural. Esa misma finalidad es la que se le dio a la aldea de Couso en el municipio de Sarreaus. En el nacimiento del río Limia una decena de casas vivían la soledad y el desamparo del abandono total. La pesadilla terminó gracias a José María Galán. Un empresario riojano que se enamoró a primera vista de este rincón y con la jubilación cercana y sus empresas vendidas se embarcó con su familia en la titánica aventura: comprar y restaurar un pueblo entero. Es necesario tiempo, dinero, esfuerzo y trabajo pero sobre todo ganas e ilusión. Son los ingredientes para la salvación de cualquiera de los 1200 pueblos que esperan el príncipe que los devuelva a la vida.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook