Mapa de recursos


Los Astilleros Capean el Temporal

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los astilleros gallegos construyen en la actualidad 60 buques en las localidades de Ferrol y Vigo.

Cuando la crisis agobia a otros sectores industriales, la construcción naval vive en Galicia el mejor momento de su historia. Dicen algunos expertos que es un ejemplo a seguir.

 
Las cifras lo indican claramente: nueve astilleros gallegos tienen previstas entregas de buques hasta el año 2.012 por valor de seis mil millones de euros. Solamente Astilleros Hijos de J. Barreras, de Vigo, trabaja actualmente en un tercio de estos pedidos, una cartera de 16 buques que suponen una facturación de 1.850 millones de euros. Ferrys y buques offshore parecen ser los mas demandados, si juzgamos por el trabajo encargado a estos astilleros gallegos, empresas privadas todas, a excepción hecha de Navantia, en Ferrol.
Visitamos la gran factoría naval de Hijos de J. Barreras, en Vigo. Durante los próximos cuatro años, este astillero trabajará en la construcción de ocho ferrys para las navieras ?Balearia? y ?Armas?; y ocho buques offshore, de los que cuatro son sísmicos para prospecciones petrolíferas y otros cuatro supplies, es decir, de suministro. Estos encargos son consecuencia de la necesidad de encontrar nuevos yacimientos de petróleo y de gas. Así, hace unos meses, Barreras entregó a la Western Geco, la mayor empresa de servicios geofísicos del mundo, el buque WG Columbus, de 88 metros de eslora y 19 de manga.
Con los encargos actuales y según fuentes del Cluster del Naval gallego, el sector mantendrá alrededor de 15.000 puestos de trabajo, pero los empresarios afirman que el futuro del naval gallego estará marcado por dos circunstancias: la nueva regulación entre grandes empresas y subcontratas, y la negociación del convenio colectivo, que ya ha motivado algunas protestas de los trabajadores. También se apunta como punto débil la falta de inversión en I+D por parte de la industria, aunque se nota un esfuerzo especial por estrechar la cooperación empresarial con la universidad y con los centros de investigación creados en su entorno. La necesidad de poder enfrentarse a mercados líderes como Japón y Corea del Norte hace imprescindible aumentar el capital humano especializado. Por ello, Aclunaga ha diseñado un plan para formar a unos 800 futuros profesionales que necesitarán las empresas del sector en Galicia.
En cualquier caso, a nadie se le escapa que se trata de una industria de futuro para el país, o por lo menos así lo revela el último estudio realizado por la Asociación del Clúster del Naval Gallego, que preside José Domínguez.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook